7 de November de 2014 21:40

Susana Caivinagua: 'Necesito volver a empezar'

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 13
Triste 17
Indiferente 7
Sorprendido 2
Contento 5
Ivonne Guzmán. Editora

Introducción:

Susana Caivinagua sonríe poco. Desde hace más de un año no ha tenido muchos motivos para hacerlo. Perdió su trabajo luego de que un accidente automovilístico la dejara sin auto para movilizarse y seguir con su carrera como vendedora.

Y le ha costado volver a trabajar; su edad (los avisos advierten que solo se contrata a señoritas de 25 años o menos)y el desconocimiento de las nuevas normas en el área de contabilidad se han convertido en dos obstáculos enormes.

Sin embargo, Susana le ha plantado cara a la depresión que la tuvo casi en cama por meses y en estos días ha vuelto al ruedo; con la esperanza de que esta vez sí será...

Testimonio:

Un irresponsable me chocó y perdí mi carro, porque estaba con deuda. Entonces mi jefe me liquidó porque ya no tenía cómo salir (trabajaba en ventas de productos de higiene), y desde ahí para acá ha sido una tragedia.

Me he presentado en mil trabajos y nadie quiere contratarme por la edad. Ese ha sido para mí el único ‘pero’ de haber cumplido 40 años.

La Ingeniería Comercial nunca me interesó y creo que eso ha hecho que todos los sueños se me trunquen. Yo siempre quise ser médico, pero en el colegio donde estudié no había químico biólogo, porque era técnico, entonces me tocó estudiar Contabilidad.

Lo más lógico era seguir Administración de Empresas en la universidad y eso hice. Me fue bien, tuve buenas notas, pero nunca me gustó. Y no he podido ejercer, siempre he sido solo auxiliar; por falta de experiencia primero y luego por la falta de palancas…

Me contrataban para puestos de menor capacitación de la que tengo. Así pasó el tiempo y un día se presentó la posibilidad de trabajar en ventas, que fue algo que sí me llegó a apasionar.

Pero no he buscado trabajo en ventas este tiempo porque sé que necesito carro. Y en mi área (contabilidad) lamentablemente todo ha cambiado. Las entrevistas en las que yo dejaba mi carpeta no me llamaban y era por la edad. Y en las que sí me llamaban para tomarme pruebas, era más frustrante todavía, porque me tomaban pruebas de algo que yo supuestamente debía saber, pero todo se actualizó y no tengo idea.

Por eso cuando me llamaban decidía no ir. Necesito volver a empezar. He estado buscando capacitarme; pero recién en febrero se abren los cursos en el Secap.

Ya acabo de conseguir trabajo, como impulsadora, en un laboratorio médico que promociona sus líneas. Fue lo único que pude encontrar; he pasado exactamente un año buscando trabajo.

Mi idea siempre fue hacer mi masterado… pero todos mis sueños se truncaron. Yo ahorita debería estar cambiando mi carro, haciendo mi préstamo para la casa (nunca ha dejado de vivir con sus papás). Todos esos planes se paralizaron cuando me choqué.

Pero yo en 10 años ya me veo con mi masterado y si puedo estudiar un poco más lo voy a hacer. Quiero tener un puesto en el que ya no dependa de los otros, sino que los otros dependan de mí; quiero un puesto de responsabilidad, por eso pienso especializarme en Mercadotecnia.

Mi sueño truncado de Medicina ya se quedó lejos, pero en cambio las ventas me gustan.

Mi ilusión más grande es empezar a trabajar (lo hizo el 4 de noviembre). Es horrible, con la edad que tengo, verme metida en la casa, sin rendir, sin hacer nada. Trabajar es lo único que me ilusiona este momento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (3)