27 de abril de 2018 00:00

Una muestra recoge las miradas clásicas y actuales del manga

‘Manga Hokusai Manga’ se exhibe en la Casa de la Cultura Ecuatoriana hasta el 15 de mayo del 2018. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

‘Manga Hokusai Manga’ se exhibe en la Casa de la Cultura Ecuatoriana hasta el 15 de mayo del 2018. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Diego Ortiz
Coordinador (I)
ortizd@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Más que una exposición de diversas técnicas y momentos en torno al cómic japonés, la exposición ‘Manga Hokusai Manga. Aproximación al compendio del maestro desde la perspectiva de los cómics contemporáneos’ resulta en una oportunidad para tener una mirada panorámica en torno a la construcción de esta técnica y su popularización.

Montada en la Sala Joaquín Pinto de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, ‘Manga Hokusai Manga’ expone claramente dos momentos en torno al cómic japonés. La primera parte de la narrativa de esta exposición se centra en el trabajo de Katsushika Hokusai (1760-1849), quien entre los siglos XVIII y XIX adquirió fama gracias a sus dibujos en los que caricaturizaba la vida cotidiana japonesa, las cortesanas, los paisajes, entre otros.

En lo que se podría denominar como la protohistoria del manga, el trabajo de Hokusai fue una base para comenzar a desarrollar un estilo en el cual el dibujo transitaba entre lo cotidiano y lo cómico, incorporando las imágenes de personajes y momentos graciosos, pero no exclusivamente humorísticos. De ese modo, el manga Hokusai se sostenía como una propuesta que lograba exponer la vida desde sus distintas facetas.

Estos elementos puede apreciarse en la famosa serie Thirty-Six Views of Mount Fuji (36 vistas del monte Fuji) en la cual, por ejemplo, Group of Mountain Climbers (Grupo de escaladores) expone la cotidianidad de las actividades agrícolas en este emblemático espacio natural de Japón.

Es en esa gráfica de la vida común donde Hokusai comienza a presentar sus primeros trazos cómicos. Y esa tendencia se haría plausible en los Manga Hokusai, una serie de imágenes impresa en bloques de tres colores. Esta se publicó entre los años 1814 a 1875 en 15 volúmenes cosidos.

Son 4 000 imágenes en las que se nota claramente la caricaturización de personajes y momentos, con lo cual se inicia la relación directa entre el artista y lo que hoy conocemos como manga.

En un segundo instante, la exposición se abre hacia la evolución del manga en los siglos XX y parte del XXI. Pero no es un cambio sin más dentro de la narrativa curatorial.

Mas bien, los componentes de esta sección de la exposición permiten tejer las relaciones existentes entre el dibujo japonés decimonónico y el de corte más comercial que aparece en el siglo pasado.

Allí se pueden apreciar nombres como Ishinomori Shotaro o Samura Hiroaki, quienes, con un trazado más contemporáneo, llevan a la propuesta de Hokusai hasta una instancia más comercial, sin dejar de lado su principal objetivo: entretener.

En la tercera etapa de la muestra, el visitante se encuentra con los elementos que sostienen al manga actual: la técnica. En esta parte claramente se explica cómo las líneas simbólicas, los globos de texto, los paneles y los tamaños de los ojos son elementos diferenciadores de la nueva escuela del manga.

Finalmente, la exposición cierra con la era más comercial del manga, mostrando los manuales de dibujo y las principales publicaciones comerciales que popularización al cómic japonés durante la segunda mitad del siglo XX.

Para los organizadores, “Hokusai constituye la figura que, desde finales del siglo XIX, impresionó a artistas, críticos y amantes del arte occidentales. Sus grabados, como de otros artistas japoneses, llegaron a París, donde se coleccionaban con gran entusiasmo, en especial por parte de impresionistas de la talla de Claude Monet, Edgar Degas y Henri de Toulouse-Lautrec”.

Fernando Proaño, un amante del cómic japonés y visitante de la muestra, resalta que esta exposición no solo rescata la historia de estos dibujos, sino que es un espacio de aprendizaje de esta escuela. Para él, lo más importante‘Manga Hokusai Manga...’ fue encontrar el trabajo directo del maestro nipón, ya que es una ayuda para ver cómo se originó su obra y con qué tipode papeles se creó la base de una de las industrias nipones más grandes.

‘Manga Hokusai Manga. Aproximación al compendio del maestro desde la perspectiva de los cómics contemporáneos’ estará abierto gratuitamente al público hasta el 15 de mayo del 2018, de lunes a viernes de 09:00 a 16:30.

Las cédulas de las obras están en inglés, pero existe un folleto en español que se reparte al visitante. También varios de los mangas se presentan en pantallas táctiles para conocer cómo saltaron del papel al anime (dibujo animado), a través de series de largo aliento y que conservan las técnicas de los maestros de esta escuela.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)