15 de abril de 2015 16:06

El primer robot que entró en Fukushima 'murió' por la radiación

El aparato se introdujo en el reactor número 1 del recinto y grabó imágenes inéditas de la Central, en Fukushima. Foto: Franck Robichon/ EFE

El aparato se introdujo en el reactor número 1 de la Central. Foto: Franck Robichon/ EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 5
Contento 0
Diario La Nación de Argentina
Logo GDA

La primera exploración de la compañía japonesa Tepco en el área afectada por la radiación nuclear en Fukushima generó mucha preocupación en el país asiático, al corroborar que los niveles de radiación son extremadamente elevados, y perder al primer robot que enviaron.

Los niveles de radiación son tan altos que representan la muerte para un ser humano en menos de una hora de exposición. Los datos se consiguieron tras la primera exploración que realizó el fin de semana pasado un robot de la compañía en la zona del desastre. El aparato se introdujo en el reactor número 1 del recinto y grabó imágenes inéditas del lugar. La exploración estuvo dirigida por un equipo de 40 expertos.

Sin embargo, la expedición finalizó antes de lo previsto, porque el robot dejó de responder después de tres horas de transmisión, en lugar de durar 10 horas. La máquina no aguantó las altas dosis de radiactividad que se registran en la zona, a pesar de que fue diseñada especialmente para eso.

La empresa Tepco decidió abandonar el robot en la vasija de contención del reactor, después de recorrer 15 metros, según informó el diario español El Mundo.

Las mediciones de actividad nuclear oscilaron entre los 7 y hasta 9,7 Sievert (SV, la unidad de medición de la radiación) por hora, con picos mayores a estas cifras. La cifra admitida por la Unión Europea es de 100 miliSievert -una fracción del SV- cada cinco años para trabajadores expuestos a radiaciones y sólo 1 miliSievert, para la población normal.

En cuanto a la temperatura interior, no rebasó los 20,2°. En una grabación difundida por la empresa se ven restos y piezas esparcidos en el interior del reactor destruido, trozos de techo y metales fundidos durante el accidente.

Según el portavoz de Tepco Ryo Shimuzu el objetivo final de esta máquina es encontrar un sistema que permita desmantelar el reactor, algo que está claro que no se puede realizar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)