19 de diciembre de 2014 13:07

Un mobiliario con escala y colores liliputiensesL

La mesa y la silla están adaptadas a la escala infantil. Foto: Víctor Vizuete/EL COMERCIO

La mesa y la silla están adaptadas a la escala infantil. Foto: Víctor Vizuete/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Construir  (I)
construir@elcomercio.com

Los muebles actuales son versátiles y se adaptan a las alcobas. La madera es el material preferido pero hay otras opciones como el acero, el aluminio y el vidrio.

Las habitaciones infantiles no escapaban a ese desarrollo.Por esa razón, cuando se trata de ambientar la alcoba infantil o juvenil, es importante tener en cuenta dónde se ubicarán el escritorio, la biblioteca y el PC.

Además, como espacio de recreación, no solo hay que pensar en muebles para guardar los juguetes. Se necesita, además, una mesa para el televisor y el DVD, un mueble para guardar los CD y el minicomponente, una repisa donde poner las pelotas de fútbol, basquetbol, tenis o pimpón...

En el caso de las niñas, explica Mariana Sarchi, del taller Muebles y Estilo (Ajaví y Mariscal Sucre), hay que valorar su condición, sus gustos, los colores que más definen al grupo.

La manera más idónea de resolver esta multiactividad infantil y adaptarla a las alcobas, cada vez más reducidas, es el diseño de los muebles funcionales, afirma Liz Espinosa, del taller Tintín (Martínez Mera y Portugal). Estos son, además de modulares, versátiles; es decir, que sirven o se adaptan para realizar diversas funciones o que amplían o disminuyen el espacio según la necesidad de cada chico.

Existen líneas completas de módulos pensadas para que cada niño decore la habitación según sus condiciones particulares. La lista es extensa y en ella, los accesorios tienen una presencia importante.

Revisteros, relojeros, veladores, portarretratos, papeleros, percheros, butacas, sillas y taburetes también forman parte del mobiliario infantil.

Se encuentran modelos divertidos según la onda que prefiera cada chico.

Una última consideración de diseño, afirma Sarchi, es que la escala (tamaño) sea la adecuada para que los muchachos se sientan cómodos y puedan realizar sus tareas y juegos con facilidad y seguridad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)