24 de April de 2015 11:56

El mueble para el niño de hoy es útil y versátil

Este modelo (Home kids) de Maderarte fusiona originalidad, multifuncionalidad y color. Foto: cortesía Maderarte y Kargez Zona Madera. Julio Estrella/ EL COMERCIO

Este modelo (Home kids) de Maderarte fusiona originalidad, multifuncionalidad y color. Foto: cortesía Maderarte y Kargez Zona Madera. Julio Estrella/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 8
Redacción Construir (I)
construir@elcomercio.com

En muebles para niños, la calidad de los materiales y acabados y los diseños diferentes tienen incidencia en el éxito o el fracaso, según Ángeles Meneses, de Karges.

La razón: fanáticos como son de la Internet y las redes sociales, están al tanto de todo lo que se cocina en el mundo, incluidos el diseño y la decoración. Y exigen lo mejor.

Los talleres internacionales que se dedican al mobiliario infantil (Ikea, P’Kolino, Kos, Zalf, Duc-Duc...) marcan las tendencias, pero tienen un inconveniente: son propuestas para ambientes espaciosos; lo que no pasa en el país donde, generalmente, los cuartos tienen los m² justos.

En eso, explica Edith de Martínez, de Maderarte, el quid está en optimizar el espacio con la máxima capacidad. Y convertir las alcobas en una fusión de dormitorio y sala de recreación. “Los chicos realizan todas sus actividades en esas 4 paredes”.

Los mejores aliados son los muebles multifuncionales. Estos deben ser versátiles, acogedores, resistentes, duraderos y útiles, asevera Martínez.

Además, deben adaptarse a nuevos usos mientras los niños van creciendo. Los muebles extensibles o convertibles son una solución a esa coyuntura.

La ergonomía (a la medida y escala de los chicos) y la funcionalidad son vitales, explica la Arq. Isabel Pérez Chiriboga, de Deco Kids.
El mobiliario infantil debe ser seguro. Y alegre. E inoquo (pintados con lacas no tóxicas, por ejemplo). Y divertido, para que atraiga a los niños, recalca Pérez.

La madera sólida es el material por excelencia. Ya sea barnizada al natural o lacada en los tonos que aman los niños. Seike, roble, teca son los más usados. También ciprés.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)