Tendencias

El mote es una rica fuente de energía

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Preocupado 0
Contento 2
Redacción Sociedad
4 de November de 2010 00:00

Mote pillo, mote sucio y mote pata son algunas de las recetas típicas que se preparan cada año en Fiestas de Cuenca Aleja Fernández, de 58 años. El mote (maíz cocinado) forma parte de las comidas diarias de las familias cuencanas como los Ortega Fernández, que acompañan con el almuerzo. “Es un alimento que lo consumimos desde niños, nuestros padres nos heredaron”, dijo Fernández. “Es tradición poner en el centro de la mesa un plato de mote humeante, para que los comensales piquen mientras se sirve la comida. A veces se acompaña con queso y con ají”, agregó su hija Ximena Ortega, de 32 años.

Esta gramínea es un producto propio de América Latina. Su consumo data desde hace más de 7 000 años, con las culturas precolombinas como los Incas. Actualmente es demandado en Azuay, Cañar, Chimborazo y Tungurahua, por sus propiedades nutricionales.

Marco Lascano, catedrático de nutrición en la Universidad Pontificia Católica, explicó que tiene un alto contenido de carbohidratos. Por cada 100 gramos hay 25 de carbohidratos.

Pero se tratan de carbohidratos polisacáridos (complejos) que a diferencia de los monosacáridos (simples) que provienen de las harina refinadas, no solo aportan calorías sino azúcares y nutrientes. Esta cualidad dota al cuerpo de energía, por lo que se recomienda que sea aprovechado por deportistas y niños en crecimiento. Por su constante actividad física requieren de energía. Otra propiedad nutricional que encuentra Lascano en este cereal es que no tiende a engordar a las personas, si es que se consume moderadamente. El mote deja con saciedad y sin ganas de complementar la alimentación con otros alimentos.

Una tercera propiedad del mote es la fibra. Tania Calderón, nutricionista del Centro Médico El Batán, indicó que este elemento reduce los niveles de colesterol, mantiene saludable el aparato digestivo y evita los estreñimientos. La fibra del mote arrastra el colesterol malo y lo elimina a través de las heces. Esta es una de las razones por lo que el cuerpo lo digiere rápido.

Un cuarto beneficio es ser antioxidante por el contenido de betacarotenos, un componente de la vitamina A que produce las defensas en el organismo.

Las vitaminas del complejo B como la B1, B3 y B9 que contiene también ayudan en el funcionamiento del sistema nervioso central.

Para Lascano es un alimento completo porque también aporta con minerales como el magnesio, calcio, hierro y fósforo. Todos estos favorecen el metabolismo del organismo, es decir la forma en que el cuerpo trabaja, consume energía y funciona.

Adicional al mote también es beneficiosa la harina de maíz porque no contiene gluten (una proteína de los granos) por lo que es una buena opción para los pacientes que tienen intolerancia al gluten (enfermedad celíaca). Por esta causa se aconseja dar a los infantes para evitar procesos alérgicos. La harina se usa en sopas y coladas.

Se recomienda en la alimentación diaria de este cereal. Adicionalmente tome en cuenta que si el mote es el plato principal no acompañe con otro carbohidrato por ejemplo el arroz.

No hay inconveniente en consumirlo todos los días, siempre que se complemente la dieta con frutas y verduras. El mote también se lo come preparado en varias recetas, incluso gourmet. Antonio Fuga, chef del restaurante Mama Clorinda de Quito, indicó que se lo usa tanto en recetas de sal como de dulce, como las coladas de rosero y el morocho.

El maíz sin cáscara también es saludable

Existen dos formas de cocinar el maíz para hacerle mote: con y sin cáscara.

En el mote sin cáscara se utiliza cal o ceniza. Se remoja una noche el maíz en agua con la ceniza o la cal. Según Marco Lascano, esta preparación no altera las propiedades nutricionales del maíz.Tampoco causa daños a la salud de las personas.

Luego hervir el maíz en esa misma agua sin ponerle sal, escurrir y restregar el maíz para que se salga la cáscara. Cambiar de cacerola con agua fría y hervirlo hasta que reviente.

En el segundo caso también se remoja el maíz en agua por una noche. Luego se cocina sin sal, por unas tres horas, hasta que esté suave.

Mote pillo

Ingredientes

 1 taza de500g de mote

100g cebolla blanca

20g de manteca de chancho

5 g de achiote

3/4 de taza de leche

3 huevos, 1 diente de ajo, sal, comino

Preparación

Sofreír la cebolla y el ajo junto con la manteca de chancho. Agregar el achiote, la sal y el comino. Cuando esté listo añadir el mote, este debe estar caliente. Revolver hasta que el mote también se sofría. En un tazón aparte batir los huevos en la leche, con un poco de sal. Añadir la mezcla en el mote y dejar hervir hasta que la leche se evapore. Para servir espolvorear perejil.

Colada de Rosero

Ingredientes

200g de mote blanco previamente cocinado

200g de piña

200g de frutilla

200g de babaco

200g de agua

Azúcar y esencia de vainilla y canela al gusto

Preparación

Picar la piñas, la frutilla y e babaco en trocitos cuadrados pequeños. Sancochar las frutas en agua, agregar el azúcar, la canela y la esencia de vainilla. Cuando estén cocinadas añadir a la mezcla el mote. Si prefiere puede dejarlo entero o machacarlo. Deje hervir por 10 minutos más o hasta cuando la colada coja consistencia y espesor. Servir caliente.

Tabla nutricional

por cada 100 g

75 calorías

18,1 mg carbohidratos

2,8 mg de fibra

26 mg de calcio

16 mg fósforo

0,56 mg de Vitamina de B1

11mg de Vitamina C