28 de junio de 2017 00:00

El montuvio aún escucha su música ancestral manabita

Los grupos culturales aún bailan los ritmos tradicionales manabitas.

Los grupos culturales aún bailan los ritmos tradicionales manabitas. Foto: Cortesía Prefectura de Manabí

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 3
María Victoria Espinosa
Redactora
(F - Contenido Intercultural)

La jota, el galope y el amorfino montuvio hacen parte de la tradición musical manabita. Estos ritmos fueron inspirados en la gallardía, valentía y alegría del hombre del campo. Por lo general, las historias de sus canciones reseñan el entorno rural, el amor y las tradiciones montuvias.

El historiador José Zambrano cuenta que algunos ritmos conservan características de la música española, como la jota, que es un baile típico en zonas como Valencia y que era entonado por los jornaleros.

De hecho, dice el experto, los montuvios adaptaron hasta la forma de vestir de esa época y que se ve hasta la actualidad. Para los bailes en los recintos y parroquias rurales, los hombres utilizan un pantalón hasta las rodillas y camisa blanca de tela liviana. Las mujeres, en cambio, utilizan faldones largos con varios pliegues y blusas, que llegan hasta el ombligo y dejan los hombros descubiertos.

Otro de sus ritmos tradicionales es el que acompaña a los amorfinos, esos pequeños versos picarescos. Fue en la década de 1 900, afirma Zambrano, que decidieron acompañar con guitarra a estas creaciones y poco a poco se convirtió en un baile tan popular que ya es infaltable en las fiestas locales.

Mientras que el galope nació en las luchas alfaristas. Era un baile alegre que alentaba a los montoneros al combate, pero en la actualidad son pocos los montuvios que aún lo bailan. “La música moderna ha hecho que los ritmos tradicionales ya no sean tan comunes en el campo manabita”.

Pero en Flavio Alfaro, el montuvio todavía compone amorfinos cuando se trata de celebraciones, donde se mezclan con cumbia colombiana y los corridos mexicanos. El campesino Nicolás Macías señala que hasta hace 50 años la radio no llegaba a todos los sectores rurales y por eso la tradición musical se mantenía intacta. Pero al llegar la radio se empezaron a escuchar otros géneros como la ranchera.

Ahora mientras realizan las labores agrícolas sintonizan las radios locales que ponen todo tipo de ritmos. El locutor Adrián Zambrano afirma que en el 2015 vio la acogida que tuvo la música popular colombiana en los montuvios y decidió salir al aire con un programa exclusivo para las personas del campo. Se llama ‘El Reventón Mañanero’ y se transmite por Radio Milenio, de Flavio Alfaro.

Desde las 08:00 empiezan a llegar mensajes a un teléfono celular del programa para pedir canciones. “Nos piden cumbia, paseíto, corridos y rancheras. Son como 200 ­mensajes a diario”.

El locutor afirma que incluso en los bailes populares, en los que se festeja a los santos patronos de cada sector rural de Manabí, la música extranjera se mezcla con las canciones típicas manabitas. Primero se hacen actos culturales como bailes al son de la guitarra. Luego se prende el equipo con música moderna.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)