31 de diciembre de 2015 00:00

Monigotes invaden la 6 de Marzo, a lo largo de 14 cuadras

Debido a la gran cantidad de monigotes, el acceso vehicular está restringido en esta zona de Guayaquil.

Debido a la gran cantidad de monigotes, el acceso vehicular está restringido en esta zona de Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 9
Redacción Guayaquil

La cantidad de personajes es innumerable, uno más famoso que otro. Los hay de todos los tamaños, colores. La tradición de la confección y venta de los años viejos en la popular calle 6 de Marzo, (centro-sur de Guayaquil) no se ha perdido. Más bien ha crecido en cuanto al número de comerciantes, a tal punto que desde el pasado 25 de diciembre la vía se volvió peatonal.

La Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) ha dispuesto un operativo de cierre de la calle para desviar los automotores por otras arterias, como Lorenzo de Garaicoa, Guaranda… La cantidad de vendedores y compradores creció de tal manera que recorrer la vía en auto es imposible.

Decenas de vendedores de monigotes se han apoderado de la 6 de Marzo, convirtiéndola en una enorme vitrina de exhibición de años viejos, muchos de los cuales son verdaderas obras de arte.

Para efectos del control de tránsito y de las ventas, se cerró la 6 de Marzo desde la Huancavilca hasta la Venezuela. Son 14 cuadras en las que se pueden adquirir los monigotes que serán quemados esta noche.

Caminar por los estrechos pasillos que dejan en la calle los comerciantes es algo dificultoso, por la cantidad de ciudadanos. Música como la salsa choque o las tecnocumbias de la desaparecida Sharon ‘La Hechicera’ incrementan la contaminación sonora en la zona.

“Ahora vienen vendedores de otros lados a comercializar sus años viejos, aprovechando que no se realizan controles. En todo caso, para todos hay ventas”, reconoce Luis León. Él lleva 15 años en este negocio; la fabricación de los viejos la inicia en mayo, a medida que van pasando los meses, en función de nuevos personajes que se vayan haciendo populares, crea nuevos muñecos.

“Los que más solicitan son los Minions, Mickey, Shrek, la Puca, Pepa Pig, Emelec campeón, el presidente Rafael Correa, el alcalde Jaime Nebot”, destaca Lourdes Guamán, quien llega desde la isla Trinitaria a comercializar sus viejos.

Al no existir permisos municipales ni una distribución organizada de los sitios de venta, no se tiene una estadística real de cuántos comerciantes laborarán. Se calcula que oscilan entre los 800 y 1 000. Además, hay otro tipo de ventas, como comidas varias, refrescos, juegos pirotécnicos, ropa…

Las ventas de monigotes comenzaron a ser más intensas desde el lunes. Bertha Miranda confía que, como el año pasado, los dos últimos días la gente llegue de manera masiva. “Aquí tenemos muñecos desde los USD 4 hasta los 40. Lo que pasa es que cada vez se ve más competencia”. “¡Venga, pregunte, puede ofrecer!”, grita la comerciante de origen riosense que vive en Guayaquil.

Las figuras del deporte son infaltables. Cristian Toa ofrece los muñecos de Miller Bolaños y Felipe Caicedo, goleadores de Emelec y de la Selección del Ecuador, respectivamente, a USD 200 cada uno.

La esperanza de los vendedores está en la medianoche de este jueves 31 de diciembre de 2015, en la que, como suele ocurrir, hay quienes esperan hasta el último minuto para comprar los viejos en ‘remate’.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)