13 de julio de 2016 00:00

La moda ecuatoriana se frena por la falta de insumos y aumento de impuestos

El diseñador quiteño Juan Carlos Guamán asegura que ahora hay menos variedad en telas e insumos. Foto: Diego Pallero / El Comercio

El diseñador quiteño Juan Carlos Guamán asegura que ahora existe menos variedad en telas e insumos. Foto: Diego Pallero / El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 51
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 1
Ana Cristina Alvarado
Redactora (I)
aalvarado@elcomercio.com

Con el incremento temporal del IVA del 12 al 14%, diseñadores de moda y otros empresarios buscan soluciones para evitar el aumento de precios al consumidor final.

A esto se suma que la indumentaria es uno de los sectores afectados desde la medida de salvaguardias a las importaciones, que rige desde marzo del 2015.

Beatriz Aguirre, gerenta de la cadena de telas e insumos para la confección Mil Colores, observó una baja significativa desde inicios del 2016.

Cree que la crisis actual y el incremento del IVA son responsables por la disminución del 40% de las ventas. Asegura que en la cadena de telas no ha habido un incremento de precios, pues se está asumiendo los costos.

Negocios como Mil Colores buscan ofrecer mayor diversidad a sus clientes, pero factores como la baja demanda tienen un efecto negativo en la diversidad de la oferta.

Por otro lado, con las barreras arancelarias impuestas a las importaciones, en marzo del 2015, ya se había complicado el ingreso de materia prima al Ecuador.

INFO MODA


Hilda Males, diseñadora de la marca de ropa otavaleña Zhafra, explica que Ecuador, al no ser un país industrial, depende de otros para importar maquinarias y materiales para seguir produciendo.

El resultado fue la reducción de la gama de opciones para la confección, dice Juan Carlos Guamán, diseñador de moda. "Es mucho mejor comprar telas en cada viaje que sea posible hacer fuera del país", revela Guamán.

Anabel López, diseñadora de moda, también prefiere comprar en el exterior ya que hay más variedad a menor precio. De esta forma evita subir los precios de sus productos, con el objetivo no perder la clientela.

Los productores de textiles disminuyeron las horas de trabajo

Textil Ecuador se enfoca en la producción de textiles para el hogar y también elabora telas para la confección artesanal. Fernando Pérez, representante de la empresa, asegura que el mercado ha tenido una gran contracción, por lo que no se puede presentar mayor oferta.

Textil Ecuador ha bajado las horas de producción, pues en el 2015 hubo una disminución del 25% de las ventas y en lo que va del 2016, ha disminuido la comercialización en un 30 % en relación al 2015.


El diseño compite con la producción en masa

Al precio de las telas e insumos se suma el precio del diseño y la confección. Si bien los diseñadores de moda locales ofrecen productos exclusivos, de calidad y elaborados a la medida, es difícil competir con los productos importados, principalmente de países asiáticos.

Estos son mucho más económicos, debido a que los insumos no siempre son los mejores y se hacen cientos de copias por modelo, lo que reduce los costos de producción y por lo tanto el precio al consumidor.

Por ejemplo: una camiseta blanca de algodón elaborada por una empresa nacional puede costar unos USD 25. Una camiseta de similares características en tiendas ‘low cost’ presentes en centros comerciales cuesta menos de USD 10. Mientras que un producto equivalente elaborado por una diseñadora de moda local puede tener un precio de USD 18.

Paulina Anda dice que en el segmento del calzado también se siente el incremento del 2%. "Los insumos y materia prima no deberían gravar IVA. Contrariamente, hasta los tacones y pegantes tienen IVA y salvaguardas", expresa la gerenta de Makiatto.

Antes de la implementación de estas medidas económicas, una docena de tacones costaba USD 14. Ahora, los precios han subido hasta USD 18 por la misma cantidad.

La marca de calzado decidió no subir los precios. Asume el incremento, que representa entre USD 1,50 y USD 2,50 por cada par de zapatos, con el propósito de incentivar el consumo y de esta manera dinamizar la economía, afirma Anda.

La venta de bienes sunturarios disminuye


“La moda es un bien suntuario y en épocas de crisis la gente pasa por alto la necesidad de cambiar y renovar el closet cada tanto”, reflexiona María Eugenia Donoso, gerente de la empresa de ropa para mujeres de talla grande Plus Trends Company.

Donoso tiene una línea de ropa para mujeres de talla grande que se vende a través de la Corporación Favorita, por lo que no cuenta con los datos de la venta de su ropa. Sin embargo, sabe que para armar la siguiente colección tendrá que comprar materiales e insumos más caros.

Otra línea de Plus Trends Company es la perfumería. Donoso asegura que uno de sus perfumes tuvo una baja considerable desde principio de año, a causa de la crisis económica. “Sin embargo, el aumento del IVA sí ha significado la decaída de un aproximado del 10% en relación a las ventas de los meses anteriores”, dice.

La representante de Mil Colores, concuerda e indica que una de las áreas más afectadas es la ropa femenina. Usualmente, las mujeres actualizan más a menudo su closet. Ahora se da prioridad a compras relacionadas con la alimentación, educación, hogar, entre otros.

Así lo confirma el Consumer Insight del primer quimestre del 2016 elaborado por Kantar World Panel. La consultora de investigación de mercados asegura que debido a la desaceleración económica, hay una tendencia de los ecuatorianos hacia el consumo ‘InHome’. Los consumidores locales prefieren ahorrar en entretenimiento y actividades fuera del hogar, destinando mayor gasto al consumo en casa.

Las canastas crecen en valor, con el objetivo de disminuir el consumo en restaurantes, lavanderías e incluso peluquerías, llevando todas estas experiencias dentro del hogar. Por otro lado, los hogares disminuyen el gasto en productos suntuarios.

Así, el cuidado personal, que ha tenido una disminución del 13%, es la canasta más afectada por categorías como maquillaje, fragancias y cremas corporales, indica el documento de Kantar World Panel.

Una encuesta realizada por Diario El Comercio en la nota Tiendas de moda se fueron del Ecuador indica el 92.6% de 3 830 votantes ha reducido la compra de ropa en el último año.

El 51.6% de 2 942 votantes compra su ropa en centros comerciales, el 7.2% en Colombia y en 34% aprovecha un viaje al exterior. Mientras que el 83.6% de 2 515 personas que respondieron esta pregunta cree que los precios de la ropa en Ecuador es excesivamente cara.

El sector textil ha disminuido desde el 2015

Javier Díaz, presidente de la Asociación de Industrias Textiles del Ecuador, dice que es muy pronto para conocer el impacto que trae el incremento del IVA al sector de la indumentaria, pero que a su sector sí le preocupa el incremento del 2% del IVA. Sin embargo, afirma que “el sector textil y confección ha venido arrastrando caída desde el año pasado”.

Explica que se debe a la contracción de la economía, que ha hecho que los ecuatorianos dejen de comprar el producto nacional, pues está encarecido. Mientras tanto, por la devaluación de la moneda de países vecinos, los productos elaborados en el extranjero son más económicos y por lo tanto preferidos por los consumidores ecuatorianos.

Los gastos en prendas de vestir son deducibles del pago del Impuesto a la Renta. La cuantía máxima de este gasto no puede exceder a la fracción básica desgravada de Impuesto a la renta en 0.325 veces.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)