4 de abril de 2016 00:00

La moda busca cuero con un trato ético

Francisco Gordillo muestra las variedades de cuero que procesa. Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Francisco Gordillo muestra las variedades de cuero que procesa. Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 4
Ana Cristina Alvarado

Una de las principales preocupaciones sobre la industria de la moda a escala mundial es el impacto de la misma en lo ambiental y social. El sector de cuero y calzado en Ecuador busca unirse para ser más competitivo y para ello quiere iniciar un recorrido de mejoramiento desde la ganadería.

Ximena Albán, presidenta encargada de la Asociación Nacional de Curtidores del Ecuador, dice que se ha trabajado en conjunto con el Ministerio de Industrias y Productividad (Mipro) para dar mejor calidad de vida del ganado, que se reflejará en la calidad del cuero.

Los alambres de púas y la presencia de insectos no solo causan sufrimiento al animal; también dañan su piel. 
Agrocalidad es una de las instituciones públicas que se ha involucrado. Actualmente se encuentra en la difusión de directrices voluntarias para el bienestar animal, que están en concordancia con las de la Organización Mundial de Sanidad Animal.

Javier Vargas, coordinador General de Sanidad Animal de Agrocalidad, cuenta que a la larga las directrices serán obligatorias, pero que los ganaderos han entendido que la buena crianza y cuidado del ganado se reflejará en la calidad de los derivados.
Un “gran porcentaje” de ganaderos ya ha iniciado el reemplazo de cercos de alambres de púas por otros que no lastiman al animal, como las barreras naturales creadas con la siembra de árboles.


En los camales también se siguen nuevas técnicas. Una vez que llega el ganado, este debe cumplir con un tiempo de descanso antes del faenamiento, proceso en el que se aplican métodos para disminuir al máximo el sufrimiento animal. Hasta hace dos años, indica Vargas, se aturdía y 
desangraba al ganado para provocar su muerte, causando altos índices de dolor y por lo tanto una disminución en la calidad de sus derivados.


Aunque ya hay camales con infraestructuras nuevas y más tecnificadas, Vicente Buestán, dueño de la empresa de calzado que tiene su apellido, dice que si se hace una visita sorpresa, todavía se puede ver que se están realizando prácticas incorrectas como el faenamiento de vacas preñadas. Los esfuerzos por cambiar estas realidades se reflejan poco a poco con el objetivo de que el Ecuador alcance estándares de exportación, dice Vargas. 


Una de las preocupaciones de los ambientalistas es la contaminación que puede ocasionar la industria de la moda y para su tranquilidad y la de los ciudadanos que se encuentran cerca de los camales y las curtiembres, se han hecho implementaciones.

Los camales ya no pueden evacuar la sangre y los desechos directamente a las tuberías. Asimismo, las curtiembres han implementado nuevas tecnologías para atrapar el pelo de las pieles en un tamiz y no enviarlo a los ríos. 
Estos cambios demandaron de inversiones significativas, según Francisco Gordillo, dueño de la Tenería Inca en Ambato. Las nuevas normativas, junto a la crisis económica, han ocasionado que pequeñas curtiembres cierren, dice.

Aunque no tiene un dato exacto de los cierres, varios de los entrevistados coincidieron en que la industria ha sufrido una disminución de la producción del 30% en lo que va del año, en relación al primer trimestre del 2015. 
La profesionalización es otro aspecto que preocupa al sector, de acuerdo con Sánchez. En Ecuador hay carreras de diseño textil y de modas, sin embargo, se necesita ingenierías en producción de calzado y carreras técnicas para tener mano de obra calificada. Buestán recomienda contratar expertos que den asesoría en cada punto de la cadena, para tener una visión externa de las fortalezas y debilidades y así implementar los cambios. 


Hace dos meses se creó la Cámara de Calzado de Pichincha, promovida por Buestán, Inducalza, Kleiner y Tecnocalza. El objetivo es, con el apoyo de entidades gubernamentales y privadas, encadenar a los actores del sector para mejorar la calidad de los productos y reemplazar las importaciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)