15 de mayo de 2018 16:06

'Mi vida con el TOC' abre un debate sobre enfermedades mentales 

La cinta ‘Mi vida con el TOC’ se estrenó en el marco del festival de cine documental Encuentros del Otro Cine (Edoc) y hoy (15 de mayo del 2018) repite su función a las 16:30 en Flacso Cine. Foto: captura

La cinta ‘Mi vida con el TOC’ se estrenó en el marco del festival de cine documental Encuentros del Otro Cine (Edoc) y hoy (15 de mayo del 2018) repite su función a las 16:30 en Flacso Cine. Foto: captura

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Ana Belén Veintimilla

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Una voz sobria y distante guía a la audiencia en las entrañas de la mente de Allan Wright Vela, un joven quiteño que vivió con Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) desde los 16 años. A partir de sus infidencias en un diario, el documental recoge sus pensamientos, los cuales recobran vida en esta historia.

La cinta ‘Mi vida con el TOC’ se estrenó en el marco del festival de cine documental Encuentros del Otro Cine (Edoc) y hoy (15 de mayo del 2018) repite su función a las 16:30 en Flacso Cine.

El director Paúl Narváez Sevilla logra un documental sólido que propone difundir las consecuencias y vicios que se han ligado a esta enfermedad. Gran parte de la narrativa recae en la edición rápida y concisa que logra sumergir al público en la mente del protagonista, transmitiendo la ansiedad que genera una mente compleja, más allá de la voluntad.

Narváez propone al documental como una herramienta de salud pública para dar a conocer el TOC y sus efectos en quienes lo padecen. Pero al mismo tiempo destaca que existe una necesidad del público por comprender los desordenes mentales. Para evitar así caer en prejuicios. Tomando al audiovisual como una herramienta amigable que acerca estas temáticas a un público masivo.

La historia llegó a manos de Narváez a través de la psicóloga de Wright. Junto al Sindicato Audiovisual llevaron a cabo una historia sencilla pero completa que estaba inspirada en las 120 páginas del diario de Wright. El joven escribiría esos textos como un desfogue personal, pero con la esperanza de ayudar a gente con TOC como el suyo. La voz que narra en primera persona reconoce los miedos de Wright, sus escapes y salidas, vicios y temores. Humaniza la enfermedad para comprender sus decisiones.

El colectivo vio en esta cinta de 18 minutos un proyecto más amplio. Así lo han convertido en un documental interactivo, logrando converger las narrativas transmedia en este portal web. Narváez explica que en el portal el usuario toma las decisiones sobre cómo conseguir la información. La premisa es poner en la mesa temas de discusión sobre salud pública y políticas públicas que protejan a los pacientes de TOC y otras patologías relacionadas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)