2 de octubre de 2014 16:46

Mitos sobre la sexualidad masculina

Sexualidad fotos.

Lo que las mujeres desean que los hombres conozcan acerca de este tema. Foto: Archivo. 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 23
Triste 3
Indiferente 7
Sorprendido 39
Contento 3
Laura de Jarrín
Editora Revista FAMILIA

Cuando la socialización y las expectativas culturales son puestas sobre el tapete, hombres y mujeres pudieran desear las mismas cosas cuando están en la cama, más allá de lo que hubieran imaginado como posible.

1. Los hombres no son monógamos por naturaleza, las mujeres sí lo son

“Siempre he pensado que se trata simplemente de un sueño de parte de los científicos varones influenciados por su cultura y quienes persistentemente han llegado a esta conclusión, hasta que nuevos datos lo han establecido como insostenible.

Las pruebas de ADN han establecido que en la mayoría de especies animales, ni los machos ni las hembras son sexualmente monógamos a pensar de que muchos lo son socialmente, al menos durante una temporada.

Los humanos no son una excepción. Las mujeres han sido socializadas a tal punto, que reservan su atracción sexual a un solo hombre a la vez. Han sido severamente castigadas por transgresiones a esta costumbre, pero la biología y la personalidad femeninas están muy bien adaptadas a parejas múltiples, mucho más que en el caso masculino.

El género masculino a menudo tiene un profundo deseo de simplicidad y, la monogamia, es generalmente mucho más simple que la falta de la misma”, según la doctora Deborah Anapol, autora de los libros 'Las siete leyes naturales del amor' y 'Polyamory en el siglo 21'.

2. Al hombre le interesa más el sexo que a la mujer

Por fortuna para ellas, esto no es cierto. La naturaleza busca que todas las especies se involucren en la reproducción. Las mujeres pudieran desinteresase en el sexo como resultado de un abuso infantil, violación, condiciones sociales que incluyen los retos de la imagen corporal, relaciones mal llevadas, encuentros amorosos indebidos o demandas de tiempo para atender a los hijos y el trabajo, pero todo esto representa una desviación de su naturaleza innata.

“A las mujeres se les ha socializado para canalizar sus necesidades eróticas en fantasías románticas en lugar del simbolismo genital, pero cuando se sienten libres del condicionamiento negativo sexual y del juicio social, ellas desean una conexión erótica.

Cuando las mujeres se inician en los placeres sexuales con un amante sensible, considerado, hábil y receptivo a una guía, su potencial sexual despierta y su interés en el sexo se iguala o excede al de la mayoría de los hombres. Hombres y mujeres pueden beneficiarse del aprendizaje relacionado con sus cuerpos y sus libertades para evitar el condicionamiento negativo sexual y buscar instrucciones que les enseñe cómo dar y recibir placer”, señala Anapol.

3. Los hombres necesitan eyacular para estar satisfechos o experimentar placer sexual

Una creencia común pero si se le pregunta a un hombre que ha aprendido a separar el orgasmo de la eyaculación, dirá que hay muchos beneficios en los orgasmos sin eyaculación. Para una gran mayoría de ellos, esta clase de orgasmo les permite que sean múltiples los mismos para mantener la energía sexual, el deseo, la confianza y atraer de forma magnética a sus parejas. Una vez que ellos aprenden a tener orgasmos sin eyaculación, rara vez desean retornar a la eyaculación en toda ocasión.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)