30 de junio de 2015 17:28

El American Ballet nombra por primera vez a una bailarina afro en rol principal

Misty Copeland empezó a bailar con 13 años, y se formó en la Escuela de Ballet de San Francisco. Foto: Timothy A. Clary/ AFP

Misty Copeland empezó a bailar con 13 años, y se formó en la Escuela de Ballet de San Francisco. Foto: Timothy A. Clary/ AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Agencia EFE

Poco menos de una semana después de su histórico debut como protagonista de 'El lago de los cisnes', Misty Copeland se convirtió este 30 de junio en la única bailarina principal de raza negra en los 75 años de historia del American Ballet Theatre (ABT), anunció la compañía en un comunicado.

La estadounidense Stella Abrera también pasará de solista a primera bailarina en la mayor compañía de ballet de Estados Unidos, que también sumó a sus filas a dos fichajes externos: la rusa Maria Kochetkova, proveniente del ballet de San Francisco, y al danés Alban Lendorf, del Royal Danish Ballet.

Además, entre la nueva hornada de solistas está la argentina Luciana París, nacida en Buenos Aires y que estudió en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón.

El ascenso de Copeland no solo viene tras convertirse en la primera de su raza en lograr el doble rol de 'El lago de los cisnes' en la historia de la ópera metropolitana de Nueva York, sino que también vive una campaña mediática con una autobiografía, 'Life in Motion', y un documental, 'A Ballerina's Tale'.

Así, no han faltado quienes tachan de oportunista este movimiento de la compañía, que incluso en la categoría de solistas llevaba más de dos décadas sin tener una bailarina afroamericana en sus filas y que, según muchos, habría aplicado la discriminación positiva.

Nacida en Kansas City (Misuri) en 1982 y criada en California, Copeland tiene sangre africana, alemana e italiana en sus venas, lo cual suaviza notablemente el color de su piel.

Empezó a bailar relativamente tarde, con 13 años, y se formó en la Escuela de Ballet de San Francisco y se obsesionó con la bailarina argentina Paloma Herrera, cuya retirada esta misma temporada, curiosamente, le abrió hueco a Copeland en el cuadro de primeras figuras.

Stella Abrera, por su parte, nació en Pasadena (California) y ha sido solista del ABT desde 2001, donde participó en producciones como 'Giselle' y 'La Bayadera', mientras que Kochetkova, formada en el Bolshoi, no abandonará el ballet de San Francisco sino que conciliará ambas compañías durante la temporada 2015-2016.

Desde 2014, Kochetkova fue requerida como bailarina invitada para los roles de Aurora en 'La Bella Durmiente', Kitri en 'Don Quijote' y Odette/Odile en 'El lago de los cisnes' y formó una aclamada pareja con el argentino Herman Cornejo.

De la misma manera, Alban Lendorf, que se unió en 2006 al Royal Ballet de Dinamarca, dividirá su calendario con ambas compañías.

Las cuatro nuevas primeras figuras del ABT suplen no solo la retirada de Herrera, sino también las de la cubana Xiomara Reyes y la estadounidense Julie Kent, tres figuras clave de la armada femenina de la compañía, por la que pasaron estrellas como Alicia Alonso, Mikhail Baryshnikov y Ángel Corella.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)