25 de junio de 2014 17:32

Una mirada al corazón de Guayaquil

Las antiguas calles de Las Peñas guardan su origen colonial. En este lugar destacan las casas tradicionales pintadas de colores llamativos.

Las antiguas calles de Las Peñas guardan su origen colonial. En este lugar destacan las casas tradicionales pintadas de colores llamativos. Foto: Archivo/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
David Landeta. Redactor
Quito

Tallado sobre una piedra se puede leer: “Aquí se establece definitivamente la libérrima Santiago de Guayaquil” es el lugar en el que se fundó Santiago de Guayaquil y da la bienvenida al barrio más tradicional y el corazón de la ciudad, el barrio de Las Peñas. Está en las faldas del Cerro Santa Ana y ha sido testigo de todos los cambios que han afectado a la ciudad desde su fundación. Ahora guarda el espíritu bohemio e histórico de Guayaquil.

La Perla del Pacífico se prepara para vivir las fiestas julianas, en las que recuerdan la fundación de la ciudad un 25 de julio de 1547. Para los turistas que decidan viajar a la urbe más poblada del Ecuador caminar por el malecón frente al río Guayas hasta llegar al faro en el cerro Santa Ana es un paseo que no se pueden perder.

Son 500 gradas aproximadamente entre la entrada del barrio de Las Peñas hasta la parte más alta en la que está el faro. Para los viajeros provenientes de la Sierra el calor es una carga extra pero ver el centro y el sur de Guayaquil desde uno de sus puntos más históricos lo vale. El clima en el mes de julio en esta ciudad oscila entre los 23 y 31 grados.

¿Qué hace especial a este barrio de Guayaquil?

Las Peñas fue la cuna de la ciudad y el hogar de pescadores y artesanos que atestiguaron el crecimiento de la urbe desde un sitio privilegiado a orillas del Manso Guayas. No hay ningún barrio que cuente mejor la historia de la Perla del Pacífico.

Este lugar fue destruido en el gran incendio de 1896 y reconstruido junto a gran parte de la ciudad que fue consumida por las llamas. En los años 20 Guayaquil creció por las exportaciones de cacao, precisamente en esta época los grandes exportadores de la ciudad construyeron en Las Peñas enormes casas con arquitectura colonial que siguen en pie hasta ahora y son el mayor atractivo del lugar.

Hasta el 2000 este sector de la ciudad porteña fue una de las zonas más peligrosas de Guayaquil, sin embargo entre el 2002 y el 2008 el destino fue remodelado para convertirse en un importante foco turístico.

Grandes personajes de la historia mundial vivieron en Las Peñas como el escritor estadounidense Ernest Hemingway, el ecuatoriano Juan Montalvo y se dice también que el Che Guevara. Asimismo habitaron en el barrio expresidentes ecuatorianos como Eloy Alfaro, Carlos Arroyo del Río, entre otros.

¿Qué hacer en Las Peñas?

La primera opción es llegar al faro que está en la cima del cerro Santa Ana, este recorrido es un reto para los turistas acostumbrados a climas fríos. En el trayecto coloridas casas coloniales se van abriendo camino para los turistas, las facahadas azules y rojas resaltan entre las demás.

Desde la parte alta del Cerro Santa Ana se tiene una vista privilegiada de todo Guayaquil, del Río Guayas y de la zona de Durán. El Faro está rodeado por cañones que recuerdan la época en la que la ciudad era atacada por piratas y precisamente este cerro servía para defender al puerto.

Tomarse una cerveza helada en los coloridos bares y restaurantes es una gran recompensa para los turistas que llegaron hasta el final de las escalinatas. Esta bebida en los locales ubicados en Las Peñas puede costar entre USD 1.50 hasta USD 3.

También se puede visitar el Museo El Fortín del Cerro Santa de la marina ecuatoriana. En éste se exhiben cañones, cascos de barcos antiguos y objetos que reconstruyen la historia naval de la ciudad.

Museo de la Música Popular

El Museo de la Música Popular se levanta en el edificio donde funcionaba la cervecería de Guayaquil. Este lugar recoge toda la historia musical de la ciudad porteña pasando por las canciones de rocola, el romántico pasillo y un espacio muy especial dedicado al mítico cantante Julio Jaramillo.

Precisamente el museo lleva el nombre del 'Ruiseñor de América'. Fotografías, recortes de periódico y la ropa que utilizaba el cantante decoran la zona del museo que está dedicada a él.

Guayaquil y JJ están unidos por tradición, el músico le dedico cientos de conciertos y canciones a la tierra en la que nació. “Guayaquileña linda florcita de primavera” o “Tu eres perla que surgiste del más grande e ignoto mar” son muestras del cariño que el músico tuvo por la urbe porteña, cariño que se refleja en el museo que lleva su nombre.

Pero este lugar no solo hace un recorrido por la historia musical de Ecuador también es una escuela para nuevos compositores e intérpretes del pasillo. En el museo funciona la Escuela del Pasillo en la que reconocidos artistas de este género imparten clases a los futuros músicos nacionales.

Guía

¿Cómo llegar?

El Barrio de Las Peñas está al norte de la calle Malecón Simón Bolívar en el centro de Guayaquil, en este lugar también comienza el Malecón 2000.

Varias líneas de buses llegan a este lugar desde las principales zonas de Guayaquil con un valor de USD 0.25, también se puede tomar un taxi la tarifa mínima es de USD 1.

¿Qué llevar?

Guayaquil es una ciudad muy cálida el clima está entre los 23 y 30 grados, la mejor opción es comprar una botella de agua fría para ascender por las 500 escaleras de Las Peñas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)