27 de agosto de 2017 00:00

Lo minúsculo muestra su inquietante belleza

Huevos de Paragonimus, parásito del pulmón que se  adquiere por comer cangrejo.

Huevos de Paragonimus, parásito del pulmón que se adquiere por comer cangrejo. Fotos de Jeannete Zurita

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Redacción Ideas (O)
Fotos de Jeannete Zurita

Jeannete Zurita ha dedicado su vida a vigilar lo invisible. Con la mirada fija en el microscopio, ha investigado la resistencia bacteriana y ha hurgado en los secretos de los ínfimos seres que causan enfermedades en los humanos. Solamente que, además de haber desarrollado investigaciones y cultivos de bacterias, levaduras y hongos, también decidió captar su belleza natural en fotografías. Una belleza de lo minúsculo.

Cladosporium, esporas que afectan a los alveolos y bronquios y causan alergias.

Cladosporium, esporas que afectan a los alveolos y bronquios y causan alergias. Fotos de Jeannete Zurita

Los científicos que se dedican a la microbiología clínica tienen la posibilidad de cultivar la mayoría de hongos y bacterias que causan enfermedades. Es un privilegio, pues apenas una fracción de esos seres puede ser sometida a ese método para la multiplicación de microorganismos. La existencia del resto solamente puede ser deducida por la presencia de su ADN en muestras ambientales.

Diversas especies de Candida, que  producen infecciones como la vaginitis.

Diversas especies de Candida, que producen infecciones como la vaginitis. Fotos de Jeannete Zurita

Zurita decidió compartir con el público el libro ‘La belleza de lo minúsculo’, que en 82 páginas a todo color ofrece las mejores fotografías que ha tomado durante su carrera frente al agar, especie de capa de gelatina que se vierte en las cajas de Pietri para realizar los cultivos.

Mycobacterium leprae, es decir, lepra. Esta muestra proviene de un codo.

Mycobacterium leprae, es decir, lepra. Esta muestra proviene de un codo.

Así, ha logrado retratar las características asombrosas de las colonias de bacterias y obtener otra mirada, entre inquietante y artística, de esos dañinos microorganismos alojados en cabellos, pulmones, piel, úlceras, dientes, sangre y otros puntos del cuerpo. Es la belleza de lo minúsculo, pero también de lo estremecedor.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)