16 de marzo de 2015 18:17

Juan Villoro lamenta la muerte de su maesto Miguel Donoso Pareja

El escritor y periodista Juan Villoro en la Feria del Libro de Quito (2014) a la que asistió para homenajear a su maestro Miguel Donoso Pareja. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

El escritor y periodista Juan Villoro en la Feria del Libro de Quito (2014) a la que asistió para homenajear a su maestro Miguel Donoso Pareja. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Redacción Cultura

Al respecto de la muerte de Miguel Donoso Pareja, el escritor mexicano Juan Villoro quien lo considera su maestro y modelo de vida dijo a este Diario que vino a Ecuador por primera vez en noviembre del año pasado con la idea de saludar a su maestro de siempre, Miguel Donoso Pareja. "En cierta forma me preparé para una despedida, pues consideraba difícil que nos volviéramos a ver", mencionó.

"Me presenté en la Feria del Libro de Quito, esperando encontrar a Miguel, pero él no pudo hacer el viaje de Guayaquil a la capital. Los médicos se lo prohibieron. Hablamos por teléfono y pude decirle lo mucho que lo apreciaba, las cosas que le debía y el imborrable recuerdo que tenía de él. En el acto de la Feria, se leyó un texto en el que él reflexionaba con su acostumbrada ironía sobre el paso del tiempo y el ambivalente valor de los reconocimientos, que a veces se deben más a la suerte y al afecto que a méritos irrefutables", contó el también periodista mexicano. 

Por último, recordó la etapa en la que conoció al intelectual ecuatoriano. "Mi vida no sería lo que es sin ese maestro que me aceptó en su taller cuando yo tenía quince años. Me tomó increíblemente en serio, como si yo fuera un escritor de verdad, me invitó a acompañarlo a los talleres que tenía en la provincia, permitiéndome conocer mejor mi país, me regaló libros y se convirtió en un maestro no sólo de la literatura sino de la vida. En un momento decisivo, me 'echó' de su taller. Yo ya llevaba cuatro años ahí y corría el peligro de volverme adicto a sus correcciones. 'Tienes que caminar por tu cuenta', me dijo. Fue uno de los momentos más difíciles de mi vida. También fue uno de los más provechosos".

"Miguel me ayudó no sólo a escribir, sino a ser independiente. No hay un solo día en que no piense en él. Es mucho lo que le debo; es más lo que me queda por pagarle".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)