9 de noviembre de 2016 17:29

La desafiante lucha de Michael J. Fox contra el Parkinson

Fox escondió su padecimiento al público durante siete años y durante ese tiempo negó lo que le estaba ocurriendo.

Fox escondió su padecimiento al público durante siete años y durante ese tiempo negó lo que le estaba ocurriendo. Foto: Tomada de Infobae

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 20
Infobae - Red de Noticias Albavisión

A Michael J. Fox le diagnosticaron Parkinson mientras filmaba Doc Hollywood en 1991, cuando sólo tenía 29 años y disfrutaba de una gran popularidad. Los médicos no tuvieron buenas noticias para él. Al conocer su enfermedad, le aseguraron que su trabajo frente a cámara no se alargaría muchos años más, pero el actor superó los malos pronósticos.

Fox escondió su padecimiento al público durante siete años y durante ese tiempo negó lo que le estaba ocurriendo. En esa época no paró de aceptar trabajos por temor a no poder hacerlo en un futuro que entonces creía cercano.

"Me diagnosticaron hace 25 años, y se supone que sólo iba a poder trabajar otros 10. A estas alturas ya debería estar prácticamente discapacitado, pero la realidad es muy distinta", declaró Fox, de 55 años, en una extensa y sincera entrevista con Haute Living.

El protagonista de 'Volver al Futuro' y 'Pecados de guerra' reconoce que hay días peores que otros, pero que la enfermedad no es algo que ocupe su cabeza todos los días de su vida. "No es una sentencia concreta", afirmó.

En diálogo con la publicación, también confesó que hoy enfrenta graves problemas para caminar y moverse: "Mi mayor desafío ahora es mantener el equilibrio. Puede resultar complicado porque cuando te has caído ya un par de veces a los 55, te das cuenta de que ya no tienes 25".

Para mitigar los síntomas realiza meditación, que lo ayuda a reproducir la reducción de la actividad cerebral que hace que su cuerpo no presente ninguna agitación mientras duerme. "El único momento en el que no me muevo, ni siquiera de la manera más sutil, es cuando estoy durmiendo", afirma Fox, que también practica boxeo para mejorar su estabilidad.

Esta incapacidad –dice– tampoco afectó su rol de padre de cuatro hijos, fruto de su matrimonio con la actriz Tracy Pollan. "Han crecido con esto. Es lo único que conocen, y creo que si les pidieras que me describan, el hecho de que padezco Parkinson sería la novena cosa que nombrarían".

El intérprete se enorgullece de seguir trabajando en la industria. Su último trabajo en TV fue en 'The Good Wife', personaje por el que obtuvo dos nominaciones a un Emmy. En la actualidad se prepara para un nuevo proyecto del que no quiere aún desvelar demasiados detalles.

Fox, además, está al frente de la fundación que lleva su nombre, una ONG que creó en el año 2000 dedicada a buscar una cura para la enfermedad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)