7 de febrero de 2017 13:20

Menor envenenada por empleadores permanece en terapia intensiva en Paraguay

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 8
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Una menor de 15 años que trabajaba como empleada doméstica en Paraguay y fue supuestamente  forzada por sus empleadores a beber soda cáustica en Pedro Juan Caballero (norte), cumplió hoy (7 de febrero de 2017) una semana en terapia intensiva, aquejada de una neumonía grave, dijo a EFE Aníbal Filártiga, director del Hospital del Trauma en Asunción.

La adolescente trabajaba en casa de una pareja, que se encuentra prófuga, bajo el régimen de criadazgo, un sistema por el que una familia de escasos recursos cede a uno de sus hijos a otra familia de mayores ingresos, a cambio de alimentación y educación.

La menor, que se encuentra asistida por respiración artificial, recibe tratamiento por la inflamación de sus pulmones, que se originó debido a que aspiró una parte de la soda cáustica con la que la envenenaron, declaró Filártiga.

Según el médico, este hecho evidencia que la joven no ingirió voluntariamente la sustancia, sino que fue obligada a beberla, y aspiró parte del líquido en un "intento desesperado por respirar".

La adolescente, quien ingresó en el hospital hace 22 días, presentaba además otros signos de violencia en su cuerpo, como moretones, y llevaba el pelo cortado y las cejas afeitadas, agregó.

Además del tratamiento contra la neumonía, los médicos tratan los "pequeños sangrados" que presenta la joven en el esófago y el estómago, explicó Filártiga, quien descartó que haya tenido perforaciones o hemorragias masivas en sus órganos.

El médico afirmó que su pronóstico actual es "malo", y detalló que, en el caso de que la adolescente sobreviviera, podría sufrir una retracción del esófago, que haría necesaria una operación para que pudiera alimentarse, debido a las cicatrices de las quemaduras que le provocó la soda cáustica.

Filártiga añadió que el Ministerio de Salud está cubriendo el costo de los medicamentos y tratamientos que recibe la joven, y el caso está siendo atendido además por el Ministerio de la Mujer, la Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia, y la Fiscalía paraguaya.

Los empleadores de la menor están imputados por tentativa de homicidio y tortura, además de por trata de personas con fines de explotación laboral. La Fiscalía trata de esclarecer además si la joven sufrió abusos sexuales.

El criadazgo afecta a unos 47 000 niños y niñas de todo el país, y ha sido denunciado como "una forma moderna de esclavitud" por varias organizaciones, que piden que se erradique esta práctica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)