Tendencias

Los mejores y peores alimentos para los dientes

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
19 de July de 2013 16:53

Como en cualquier caso de salud, la prevención es lo más importante. Así que si quieres gozar de una buena sonrisa, hace falta más que visitar cotidianamente al dentista. Para evitar caries, manchas, sarro y otros problemas, hay que lavar los dientes adecuadamente, hacer uso de hilo dental y hasta enjuague, pero también hay cuidar nuestra boca alimentándonos sanamente.

Lo que comemos tiene relación con nuestra salud bucal,  sobre todo si ingerimos comestibles dañinos para nuestros dientes de manera constante. Pero, ¿cuáles son esos alimentos que es mejor comer con moderación? A continuación te presentamos un listado de los mejores y peores productos para tus dientes, según imujer.com.

  • Los malos

Pepinillos en vinagre. El ácido es esencial en la producción de estos pepinillos, es lo que les da sabor, pero comerlos más de una vez por día aumenta las posibilidades de desgaste de los dientes en un 85%.

Frutas cítricas. Además de un alto contenido en vitamina C y otros nutrientes, contiene altos grados de ácido que pueden erosionar el esmalte dental con el tiempo. Pasa con todas las frutas cítricas, pero el limón y la toronja son los más dañinos.

Té. Algunos de ellos pueden manchar tus piezas dentales ya que contienen taninos en alta cantidad, que son sustancias que promueven las manchas en los dientes, además de erosionar el esmalte de los dientes.

Café. Ocasiona manchas en los dientes con el tiempo y son más persistentes que las del tabaco. A la vez, las manchas de café son de las más resistentes al cepillado e incluso sobreviven a los blanqueamientos.

Vino. Contiene taninos, sustancias que tienden a secar la boca y hacer que los dientes queden más "pegajosos". Tanto el vino tinto como el blanco contienen ácido erosivo que ocasiona que las manchas de otros alimentos y bebidas se instalen más profundamente en los dientes.

Refrescos. Por su alto contenido de azúcar contribuyen a la formación de caries. Pero además los ácidos presentes en estas bebidas son mucho más dañinos que el azúcar, incluso las dietéticas que a pesar de contener menos azúcar pueden dañar el esmalte de los dientes con el tiempo

Dulces duros. Al estar más tiempo en la boca le dan tiempo a la bacteria para producir más ácido dañino, ya que muchos de éstos son saborizados con ácidos cítricos. Sin mencionar que pueden llegar a astillar tus dientes y no hay cepillo ni hilo dental capaz de repararlo.

Dulces masticables. Cuanto más pegajoso, más peligroso. Esto sucede porque se pueden adherir a los dientes por mucho tiempo, causando bacterias. Éstas queman el azúcar y la convierten en ácido que elimina la capa protectora del esmalte dental y ocasiona caries.

  • Los buenos

Fresas. Contienen ácido málico, un blanqueador de esmalte natural. Puedes comerlas a diario o hacerte tu propio tratamiento blanqueador, sólo tienes que extraer la pulpa de las fresas y con un cepillo suave expenderla por tus dientes.

Chicles sin azúcar. Ayudan a mantener los dientes limpios al estimular la producción de saliva. La saliva ayuda a limpiar el daño de la bacteria naturalmente, pero además fortalece los dientes con calcio y fosfato. Lo mejor es optar por sabores de menta.

Lácteos. Aquellos como la leche, el queso y otros productos son una gran fuente de calcio, esencial para una dentadura saludable. El calcio no solo ayuda a fortalecer los huesos sino que también fortalece el esmalte de los dientes.

Agua. Al igual que la saliva, ayuda a lavar el ácido y azúcar de los dientes. Además, el agua contiene un mineral que protege contra la erosión de los dientes.

Comidas altas en fibras. Son buenos para los dientes porque requieren que mastiques mucho. Comer espinaca u otro tipo de estos vegetales ayuda a limpiar los dientes porque al masticar producen saliva y limpian tus dientes.

Descrición
Te sirvió esta noticia:
Si (0)
No (0)