23 de septiembre de 2016 00:00

El matrimonio perfecto se convierte en el divorcio del año

Angelina Jolie y Brad Pitt encarnaban la felicidad familiar y la  estabilidad dentro de Hollywood. Otras parejas tomarán la posta.

Angelina Jolie y Brad Pitt encarnaban la felicidad familiar y la estabilidad dentro de Hollywood. Otras parejas tomarán la posta. Foto: Archivo AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 10
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 1
Alejandro Ribadeneira
Editor (O)

Que Angelina Jolie y Brad Pitt se divorcien no alterará el curso del mundo. No habrá menos inmigrantes ahogados en el Mediterráneo. No habrá freno al cambio climático. Pero, de todos modos, algo tiene esta ruptura que pone a todos a comentarla, muchos con pena realmente sincera.

Quizás se deba a la familia. Ambos tienen seis hijos. Tres biológicos: Shiloh, de 10 años, y los gemelos Knox y Vivienne, de 8. Los otros tres son adoptados: Maddox, de 15 (Camboya); Pax, de 12 (Vietnam), y Zahara, de 11 (Etiopía). Es una guardería que parece obtenida tras una partida de Risk.

Si ya suena difícil que un matrimonio críe a seis niños, imaginar que Angelina, quien no levanta la voz cuando hay travesuras, se hará cargo de la media docena, que tiene fama de irritante, parece abrumador.

Quizás se deba al dinero. Cuando se casaron en el 2014, tras una larga relación iniciada en el 2004, acordaron cómo irían a repartirse sus millones en caso de ruptura, aunque el trato no se ha revelado en detalle. Han ganado de manera conjunta USD 555 millones desde que filmaron ‘Mr. & Mrs. Smith’, la película que reunió a los dos actores más atractivos del momento... y que terminó siendo un sugestivo registro del adulterio de Pitt con Jolie.

El matrimonio, conocido como ‘Brangelina’, solo duró dos años, tiempo en que la pareja ganó USD 117,5 millones, de los que 76,5 los puso Pitt. En todo caso, toda pelea con dinero de por medio es lamentable.

También causa pena por las implicaciones humanitarias de la pareja. La actriz, de 41 años, es activa embajadora del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados. El actor, de 52, también ha desarrollado proyectos humanitarios, como el de levantar casas para los afectados por el huracán Katrina, y trabajó junto con Jolie en la fundación Maddox Jolie Pitt, destinada a la conservación del parque nacional Samlout, en Camboya.

También está el aspecto puramente romántico. Se acabó el experimento que estaba demostrando que era posible ser excéntrico, caritativo, exitoso y feliz. Brangelina era lo que no pudieron ser Bruce Willis y Demi Moore.

No pudo ser. Otra vez se mira a parejas que han resistido, como Annette Bening y Warren Beatty (casados desde 1992), John Travolta y Kelly Preston (desde 1991) y otros.

Para los varones, el asunto es peor. Porque si al mismísimo Brad Pitt le piden el divorcio, pues no hay esperanza para los simples mortales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (4)