24 de agosto de 2017 00:00

Las matrículas reactivan a los planteles escolares

Los padres compran los uniformes de sus hijos en el almacén Bordistamp, en Quito. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Los padres compran los uniformes de sus hijos en el almacén Bordistamp, en Quito. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Diego Bravo
Redactor (I)
[email protected]

Filas de padres que matriculan a sus hijos en planteles privados son la escena común de esta semana. También se ve a chicos probándose uniformes o en las compras de las listas de útiles, para el ciclo 2017-2018, en la Sierra y Amazonía.

El lunes 4 de septiembre, el grueso de alumnos empezará clases, de modo escalonado. Pero en varios centros particulares, la actividad escolar ya inició. Según el Ministerio, 2 001 396 estudiantes hubo el año lectivo pasado, 1 422 630 de ellos en el sistema fiscal.

Se prevé que, la próxima semana, Fander Falconí, titular de esa Cartera, informe sobre la cantidad de estudiantes que comenzarán las actividades escolares en el nuevo ciclo.

Algunos padres ya compraron con anticipación la indumentaria que sus hijos utilizarán. Otros dejaron esa actividad para esta semana. Eso se vio en el almacén Bordistamp, del centro de Quito, que recibió a decenas de clientes.

Su propietario, Luis Loor, comentó que al día hay un promedio de 10 compradores. Espera que la próxima semana esa cantidad se triplique. La razón: la mayoría de padres adquiere los uniformes en los días previos al inicio de clases.

USD 75 cuesta el uniforme para los chicos de primaria del Colegio Mejía. Incluye el de parada, el calentador de educación física, pantaloneta, camiseta y una camisa que los chicos utilizan diariamente. En el caso de los alumnos desde octavo de educación básica hasta tercero de bachillerato, las mismas prendas cuestan USD 113. Los zapatos de uso diario están a 22 y los de educación física a 7.

Luis Quelal acudió con su hijo Francisco, de 11 años, quien pasa a octavo de básica. “Estaba en la Escuela Nuestra Señora del Cisne, pero le cambié al Mejía. Tengo que comprarle los uniformes completos”.

Lo mismo pasó con Henry Llanos. Su hijo va a segundo de bachillerato y asegura que los precios de los uniformes se incrementaron USD 2 con relación al año anterior.

En otros almacenes, las ventas aún son bajas. Paúl Carrera, empleado del local Creaciones Militares Casamen 2, dice que por día se ha vendido un juego completo de uniformes (deportivo, de diario y de parada).

La próxima semana, adelanta, se incrementará la comercialización y se terminará la mercadería. “El ciclo pasado se vendían seis juegos al día”.

En los planteles volvió la actividad, con el regreso de los profesores. Ellos están a cargo del proceso de matriculación.

Myriam Torres, de 42 años, acudió junto con su hijo, Lennel, de 3, al Colegio Ecuatoriano Español América Latina.

“Nos pidió que lo cambiáramos del sitio en donde estudiaba. Nos gustó este plantel porque le dan libertad y valoran su forma de ser”, compartió esta madre. Al niño también le gustó que el colegio disponga de espacios verdes.

La mañana del martes, Torres llenaba los formularios con información: dirección, edad del niño, centro educativo en el que estuvo antes, entre otros requisitos.

Su hijo pasa a Taller 1 y el costo de la matrícula es de USD 262,99. El valor de la pensión es USD 411,20 al mes.

En ese plantel, quienes se inscriben en bachillerato deben pagar USD 272,45 de matrícula y una pensión de 426,01. Fernanda Mafla, asistente de la Dirección General, manifiesta que las matrículas comenzaron el 21 de agosto y que seguirán hasta el inicio de clases.

En ese establecimiento, del norte de Quito, se matricularon aproximadamente 68 nuevos estudiantes, desde Taller 1 hasta primero de bachillerato.

En lo que respecta a libros, solamente los chicos que ingresan al plantel deben adquirirlos. Luego, conforme avanzan los años lectivos, les entregan textos de quienes pasan a grados superiores. “Es un banco de libros en la bliblioteca”.

En otros planteles también hubo jornadas de matrículas en esta semana. En el Colegio Isaac Newton, las ordinarias comenzaron el 21 de agosto y finalizarán el 1 de septiembre.

Así lo indicó su rectora, Gladys Castro. Los estudiantes de los centros que ofrecen bachillerato internacional usualmente comienzan las actividades académicas 15 días antes del 4 de septiembre.

Ayer, 23 de agosto, decenas de padres acudieron al plantel para inscribir a sus hijos. En colecturía se publicaron las listas de útiles y otros materiales.

En conjunto no pueden exceder de los USD 375 del salario básico. Esto en concordancia con el Acuerdo Ministerial 387, suscrito en octubre del 2013.

El artículo 20 de ese documento señala que el costo total de la lista de útiles escolares, textos impresos o digitales y de los uniformes requeridos por los establecimientos particulares o fiscomisionales no podrá superar ese rubro.

También, indica que, al inicio de cada período lectivo, los planteles educativos deben solicitar a los proveedores la entrega de al menos tres pro formas y las difundirán entre la comunidad educativa.

El objetivo es cuidar su equivalencia al ser publicadas a fin de no generar direccionamientos o vinculaciones preferentes con un proveedor específico.

En contexto

El Ministerio de Educación tiene un cronograma de ingreso a clases escalonado. Primero retornan los estudiantes de bachillerato. Luego, en diferentes días, los de educación general básica desde primero hasta décimo. Finalmente los de educación inicial.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)