6 de octubre de 2017 12:14

¿Masculino o femenino? La cultura rechaza las fronteras de género

Imagen referencial. En el mundo las fronteras del género son el centro de varios debates. Foto: Pixabay.

Imagen referencial. En el mundo las fronteras del género son el centro de varios debates. Foto: Pixabay.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 2
Agencia AFP

¿Se ha superado la brecha masculino/femenino? En el cine, en el teatro, en los museos, en los medios y hasta en los desfiles de moda, la “fluidez del género” es el tema candente que hace tambalearse las fronteras establecidas y los estereotipos.

Las cuestiones de identidad sexual cada vez están más presentes en el debate público, tanto en Estados Unidos como en Europa, donde suscitan fuertes reticencias y, a veces, batallas ideológicas.

“Se ha convertido en un tema de actualidad diario en los periódicos”, constata Johanna Burton, comisaria de una exposición sobre ese tema inaugurada en Nueva York a finales de septiembre.

“Se llega incluso a abordar en cuestiones tan elementales como los baños”, subraya la historiadora de arte estadounidense, entrevistada por la AFP , a raíz de la polémica vivida en Estados Unidos por el uso de los aseos por parte de alumnos y estudiantes transgénero.

En la exposición 'Trigger: Gender as a Tool and a Weapon' (Provocar: el género como una herramienta y un arma) del New Museum, el museo de arte contemporáneo de Manhattan, la historiadora ha reunido fotografías, esculturas, pinturas, videos y actuaciones de unos 40 de artistas de todas las edades, que expresan en sus obras un rechazo a la categorización binaria.

Los personajes transgénero aparecen más en la pantalla, tanto en el cine como en las series, de 'Transparent0 a 0Orange is the new black0 . En 'Sense 8' , de las hermanas Wachowski, la actriz transgénero Jamie Clayton interpreta a Nomi Marks, una pirata informática que también cambió de sexo.

En Francia, el Festival de Teatro de Aviñón anunció que en su próxima edición explorará “el género, la transidentidad y la transexualidad”.

En los medios internacionales, la transición del exdecatleta Bruce Jenner, en la actualidad Caitlyn, hizo correr ríos de tinta en 2015. En cuestión de un año, National Geographic y la revista Time dedicaron destacadas portadas a este tema, mientras que el grupo Condé Nast (Vanity Fair, Vogue, GQ...) lanzará a finales de octubre un nuevo medio en línea destinado a la comunidad LGTBQ (Lesbiana, gay, transexual, bisexual y 'queer') .

“Ya no hay géneros. Hombre o mujer, ahora podemos elegir qué queremos ser”, aseguraba en 2015 el georgiano Guram Gvasalia, director general de la firma Vetements, cuyas colecciones son mixtas.

En las pasarelas, de Nueva York a París y de Milán a Londres, los hombres y las mujeres cada vez comparten más los desfiles y multitud de marcas proponen prendas que ponen fin a la cuestión de género.

Conchita Wurst


Para el filósofo francés Thierry Hoquet, la novedad reside en la emergencia de un “fenómeno Conchita Wurst”, un travesti austríaco con barba, maquillaje y glamurosos vestidos que en 2014 ganó el concursó de Eurovisión.

“En la actualidad, tenemos individuos que presentan caracteres muy masculinos o muy femeninos mezclados. No buscan ofrecer un retrato coherente de esos signos”, analiza este especialista en historia y filosofía de la biología.

Aún admitiendo que esos “piratas del género” sean una “ultra minoría”, el pensador considera que pueden llegar a ser “muy influyentes”.

Una confusión que no es del gusto de todo el mundo. “Hoy día, se está llevando a cabo una batalla política en el territorio del género”, apunta la historiadora estadounidense Joan W. Scott, una de las pioneras en estudios de género.

Resistencia

“Los partidarios del orden establecido, los grupos antigénero, como el Estado del Vaticano, los fundamentalistas religiosos, los populistas, los nacionalistas e incluso algunos de centro y de izquierdas, se han organizado para impedir que se propague la idea de que el género es fluido y que siempre es susceptible de cambiar”, subraya.

Así, Donald Trump anunció recientemente que quería prohibir a los reclutas transgénero en el ejército. En Francia, la fuerte movilización contra la ley de matrimonio entre personas del mismo sexo dio lugar a lemas como “no toques nuestros estereotipos” y una fuerte resistencia a la “teoría del género”, supuestamente impartida en la escuela.

Para la socióloga francesa Marie Duru-Bellat, si bien hay “modelos que se mueven” en la escena cultural, en la sociedad “se da un endurecimiento, una radicalización de la brecha hombre-mujer”.

Por no citar los cursillos católicos de “apoyo a la masculinidad” y los estereotipos sólidamente arraigados en los niños. “Cuanto menos, hay mucha gente para la que la igualdad es la complementariedad, así que, sobre todo, no hay que tocar los modelos de género tal y como están” , concluye la profesora.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)