18 de March de 2015 20:28

El cuidado adecuado de la mascota evita gastos excesivos

Los perros de razas grandes necesitan más espacio, paseos y llevarlos a la peluquería, para que su pelaje se mantenga en un tamaño adecuado. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Los perros de razas grandes necesitan más espacio, paseos y llevarlos a la peluquería, para que su pelaje se mantenga en un tamaño adecuado. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 18
Isabel Alarcón
Redactora (I)

El costo por vacunas, medicinas, chequeos de rutina y la alimentación de una mascota puede complicar el presupuesto del hogar si no se toman en cuenta antes de adquirir un perro o un gato.

Juan Carlos Molina, propietario de la Clínica Veterinaria Brasil, asegura que las enfermedades inesperadas pueden ser las que más impactan en el bolsillo. Por eso lo mejor es que el dueño asuma una cultura preventiva, desde que la mascota es pequeña.

Lo primero es vacunarlo cada mes. El perro requiere cuatro y el gato, tres. Cada una cuesta USD 20, en promedio, e incluye desparasitación.

A partir de la quinta semana de vida los canes requieren de la parvovirus múltiple, después el refuerzo -que incluye moquillo, hepatitis, parainfluenza y parvovirus-, también la antirrábica y tos de perreras.

En los gatos, en cambio, se debe administrar la triple felina, después el refuerzo a los 21 días y la antirrábica tras otros 21 días.

Es importante la administración de estos medicamentos, ya
que determinará que el animal no adquiera un virus ni deba ser hospitalizarlo, lo cual incrementará los gastos mensuales.

Los cachorros deben ser llevados con frecuencia al veterinario. Si son adultos se puede hacer una visita cada tres meses, como un chequeo de rutina, si no presenta algún problema. Además hay que fijarse en qué alimentos va a comprar. Existe una gama de opciones; desde las premium hasta las más económicas.

María Mercedes Gómez es propietaria de dos perros pequeños, para ella los gastos varían cada mes, pero entre los fijos se encuentran la peluquería y el chequeo de rutina, que representan USD 50.

Según Molina se puede determinar un presupuesto de USD 900 al año para la salud del animal, sin tomar en cuenta gastos como hospitalización o procedimientos quirúrgicos.

Esto contrasta con lo que el ecuatoriano gastaba en el 2012 en promedio en el cuidado de la mascota al año, según el INEC, USD 11 al mes (132 anual).

Aunque para Andrés Ortega, director del Hospital Docente de Especialidades Veterinarias USFQ, es complicado establecer un presupuesto ya que la salud de las mascotas puede ser muy variable y pesa como principal inversión.

Una consulta común cuesta alrededor de USD 20, si es una especializada, que necesite de un neurólogo o médico externo, bordea los USD 30. A esta se añaden los gastos de un examen general que están en aproximadamente USD 170 y una cirugía puede llegar a costar USD 600, según el caso.

A esto hay que sumar los gastos considerados extras, como los baños en spa, peluquería, pago por paseos o entrenamiento, según lo que busque el dueño para la mascota.

La raza del animal es un factor determinante. Las grandes tienden a comer más, necesitan espacio y caminatas, lo que implica un costo más elevado en comparación a un perro pequeño. Existen razas, como sharpei o terrier, que requieren otros cuidados por sus problemas de piel y, por tanto, más inversión.

En Ecuador, recuerda Molina, existieron varios intentos para ofrecer seguros para mascotas en el 2012, pero sin éxito.

La variación del costo entre las instituciones ocasionó que el seguro no pueda hacerse cargo del paciente. También se habló de incluir el rubro en los gastos deducibles del Impuesto a la Renta, pero no proliferó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)