9 de octubre de 2014 16:17

Las mascotas abandonadas en Fukushima buscan hogar en 'fiestas de adopción'

Lysta es un grupo que actualmente acoge a perros y gatos que fueron abandonados tras el accidente nuclear en Fukushima. Foto: Facebook/ Lysta.

Lysta es un grupo que actualmente acoge a perros y gatos que fueron abandonados tras el accidente nuclear en Fukushima. Foto: Facebook/ Lysta.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 6
Contento 2
EFE

Una asociación de voluntarios de la prefectura nipona de Fukushima ha puesto en marcha las 'fiestas de adopción', una iniciativa con la que quiere encontrar un nuevo hogar para los animales que perdieron el suyo tras el desastre nuclear de 2011.

Con la esperanza de ofrecerles una nueva oportunidad, la organización, Lysta, celebrará un primer encuentro el próximo 12 de octubre en la localidad de Iwaki, en el que gente interesada en adoptar podrá conocer a algunos de los ejemplares que el organismo tiene bajo su cuidado, según anunció hoy (9 de octubre) la asociación en su web.

Decenas de mascotas fueron abandonadas cuando los residentes de las zonas cercanas a la central número 1 de Fukushima procedieron a la evacuación de sus casas a consecuencia del accidente nuclear que sufrió la planta tras el terremoto y el tsunami en marzo de 2011.

Seis meses más tarde se creó Lysta, un grupo que actualmente cobija a once perros y 70 gatos, la mayoría recogidos en las inmediaciones de la planta nuclear o nacidos tras el accidente, y que ya ha conseguido devolver cuatro mascotas a sus propietarios y encontrar hogar a otras setenta.

Rie Suzuki, fundadora de la asociación, ya acogía a animales antes del accidente nuclear, pero tras el mismo y el levantamiento de las restricciones de acceso a algunas zonas afectadas, decidió dejar su trabajo en la red ferroviaria para dedicarse exclusivamente a cuidar de los animales abandonados, según relató al diario nipón Asahi.

Actualmente, cerca de 40 voluntarios y dos miembros remunerados están involucrados en las actividades de la organización, que cubre los gastos médicos, los costes de las instalaciones y el transporte con donaciones recaudadas a través de su página web y otros medios.

Lysta, que comprobará minuciosamente si los interesados en adoptar son capaces de ofrecer unas condiciones de vida adecuadas para los canes y felinos, tiene previsto continuar celebrando estas 'fiestas' los segundos domingos de cada mes, explicó la asociación en una red social.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)