14 de March de 2010 00:00

Más polémica por las bodas gay

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Sociedad y Reuters

Los jueces de Ciudad de México ya no terminan las ceremonias de casamiento con el tradicional: “Los declaro marido y mujer”.

La semana pasada, entraron en vigencia reformas al Código Civil que permiten bodas y adopciones a personas del mismo sexo. Las actas de matrimonio fueron modificadas. También lo fue la frase final de las bodas civiles que, sin distinguir sexo, dice: “Los declaro unidos en legítimo matrimonio con todos los derechos y prerrogativas que otorga la Ley”.

La nueva frase se escuchó el jueves pasado en la boda colectiva que fue atestiguada por el alcalde capitalino, Marcelo Ebrard.

“Estamos poniéndole rostro a una realidad que ha sido negada, que ha sido silenciada y ocultada”, comentó la activista Lol Kin Castañeda antes de casarse con Judith Vázquez, con quien ha vivido más de seis años. En la ceremonia se casaron otras cuatro parejas. La compuesta por la conocida activista y actriz Jesusa Rodríguez y su pareja, Liliana Felipe, en la sede del Gobierno capitalino.

“Pasamos a la historia junto con otras parejas en esta ciudad. Ahora a ser felices”, declaró David González, vestido con un saco blanco y una flor en la solapa. Él se casó con Jaime N.

La boda colectiva del jueves 11, a la cual seguirán más, según los defensores de los derechos de las minorías sexuales, reactivó la polémica del matrimonio gay.

El caso enfrenta al izquierdista Gobierno de la Ciudad de México con el del conservador presidente Felipe Calderón, que promovió un recurso ante la Suprema Corte para frenar la legislación. También la Iglesia Católica insistió en que estas uniones son una amenaza para la familia.

Las bodas gay revelan que alrededor del 20% de la población mexicana, cifrada en unos 107 millones de personas, tiene o ha tenido parejas del mismo sexo. Lo señala la Sociedad Mexicana de Sexología Humanista Integral.

Aparte de las reformas al Código Civil, Ciudad de México ha puesto en marcha enmiendas consideradas progresistas. Tal es el caso de permitir el aborto con una gestación de hasta 12 semanas. Además, una ley para proteger la decisión de enfermos desahuciados que buscan la muerte anticipada por la interrupción del tratamiento médico.

En una demostración de que el territorio de las bodas gay se extiende, la entrada en vigor de las reformas en México DF se registró un día después de que se celebraran los primeros matrimonios homosexuales en el distrito de Washington, la capital de EE.UU. En este país, además de Washington DC, cinco estados legalizaron antes este tipo de uniones: Massachusetts, Connecticut, Iowa, Vermont y New Hampshire.

La primera boda homosexual realizada en América Latina había tenido lugar en Tierra del Fuego, Argentina, a finales del 2009 entre Álex Freyre y José María Bello. El día 3, en Buenos Aires se celebró la segunda boda gay.

Las reformas en México y las bodas en la Argentina siguen una corriente que se inició en el 2001. Ese año, Holanda fue el primer Estado del mundo en reconocer el derecho al matrimonio a las parejas del mismo sexo. Luego siguieron Bélgica (2003), España y Canadá (2005), Sudáfrica (2006), Noruega y Suecia (2009). En estos países son legales en todo su territorio, lo que no sucede en México ni en Estados Unidos.

En tanto, la Constitución de Ecuador solo admite el matrimonio entre un hombre y una mujer. Pero el artículo 68 reconoce la unión estable y monogámica entre dos personas solteras.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)