16 de marzo de 2018 15:55

El actor español Mario Casas  afirma arriesgar su vida en cada personaje 

Mario Casas arriesga su vida en cada personaje que interpreta. Foto: Instagram, Mario Casas.

Mario Casas arriesga su vida en cada personaje que interpreta. Foto: Instagram, Mario Casas.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El actor español Mario Casas no tiene problemas en tomar riesgos que lo alejen de encasillamientos como lo confirma el cazador solitario que interpreta en  'Bajo la piel del lobo', película del director Samu Fuentes y que compite en el Festival de Cine de Miami.

En entrevista con Efe, Casas, cuya popularidad se disparó con la película 'A tres metros sobre el cielo' (2010), aseguró en entrevista con Efe "llevar tiempo arriesgando" en sus proyectos y por eso aceptó trabajar en la ópera prima del español Samu Fuentes, dando vida a un personaje que "por su cambio físico se separa un poco más de la imagen que puede tener la gente" del actor.

La cinta cuenta la historia de un cazador que vive aislado en la montaña, en los años 1930, y que llega a un acuerdo económico con el molinero del pueblo para casarse con su hija, algo que dará un vuelco en su vida.

Bajo la Piel del Lobo, Mario Casas protagonisa a un cazador. Foto: Twitter, Mario Casas

Bajo la Piel de Lobo, Mario Casas protagonisa a un cazador. Foto:Instagram, Mario Casas

Casas venía de interpretar en la gran pantalla a un hipster en 'El bar', cinta de Álex de la Iglesia, así como a un hombre de negocios en "Contratiempo", el thriller (novela de suspense) de Oriol Paulo.

En su más reciente largometraje, en el que apenas hay diálogo, se asoma a lo más primitivo del ser humano, según expresa, un reto que ha podido enfrentar gracias a que "uno se va haciendo mayor y tiene la capacidad de poder dar mucho más a sus personajes y darles más matices".

Para este proyecto, al que el director le ha dedicado casi una década, Casas tuvo que ganar peso, para inmediatamente después adelgazar de cara a su trabajo en 'El fotógrafo de Mauthausen', de Mar Targarona y en la que encarna al fotógrafo catalán Francesc Boix.

"Son momentos en la carrera de cada uno, son momentos vitales. Es la suerte de que los directores me llamen para poder interpretar personajes varios, no lo escojo yo", reconoció Casas.

Aunque las películas de Fuentes y Targarona no han sido pensadas para el gran público, el intérprete, que en sus inicios fue un ídolo adolescente en su país, no tiene problemas en volver a 'un género más comercial' o a la televisión si se tratan de "proyectos interesantes, con productoras potentes y que tienen mucho abanico para mover este tipo de series".

Bajo la piel del lobo, protagonizada por Mario Casas. Foto. Twitter: Mario Casas

Bajo la piel del lobo, protagonizada por Mario Casas. Foto. Twitter: Mario Casas

Fue precisamente en la pequeña pantalla donde cimentó su popularidad, en especial por series como 'El barco' o 'Los hombres de Paco', además de la película 'A tres metros sobre el cielo' (2010), una cinta que según el actor "envejece muy bien".
"La generación de mi hermano (Oscar Casas, actor de la serie 'Cuéntame'), de 19 años, la están viendo ahora, por ventanas digitales. Así que mi personaje sigue ahí, todavía lo siento en la calle", confiesa.

A sus 31 años, Casas dice "tirar para casa" a la hora de buscar referentes, como Javier Bardem, a su juicio "uno de los mejores actores que hay", con un "carisma y una fuerza animal como intérprete brutal".

En el otro lado del charco, Casas admira a Jake Gyllenhaal o Tom Hardy, actores que "arriesgan" y que, a su juicio, están dando un aire fresco generacional al cine. "Son los nuevos Marlon Brando, De Niro, o Al Pacino", opinó.

El intérprete, quien confiesa no ser muy asiduo a festivales de cine y ser alguien de exponerse poco ya que "no lo pasa del todo bien", reconoció no querer dejar pasar la oportunidad de venir a la cinta cinéfila de Miami por ser un festival que apuesta por un cine "no tan convencional".

En declaraciones a Efe, el director Samu Fuentes calificó de "bendición" haber tenido a Casas como protagonista de su primer largometraje, ya que tras leer el guión "se implicó por completo con el personaje".

"Creo que se arriesgó mucho con este papel. Queríamos que aparentara más años, pero sobre todo por la parte actoral. Aprendió a poner cepos, a tratar las pieles o seguir huellas. Fue mi gratificante", aseguró.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)