1 de febrero de 2016 00:00

La marimba busca ser conservada en los talleres

Foto: Eduardo terán, Archivo / EL COMERCIO

Foto: Eduardo terán, Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Marcel Bonilla

La marimba esmeraldeña, nombrada recientemente Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, es estudiada por artesanos que elaboran ese instrumento. A través del proyecto Taller-laboratorio de música-artesanal: marimba materia prima se trabaja desde el 2015 bajo la iniciativa del músico Benjamín Vanegas, director de la agrupación Tarivo.

El proyecto, que tiene como objetivo crear un documento en el que se hable detalladamente sobre la forma de construcción de la marimba, recibió financiamiento del Ministerio de Cultura tras ubicarse entre los 150 mejores del país, de 2 000 proyectos.


La misma iniciativa ganó un premio por la Organización de Estados Iberoamericanos para recibir una capacitación en España sobre negocios dentro de los emprendimientos interculturales a inicios del 2015.
 La marimba es conocida también como el piano de la selva por los músicos afroesmeraldeños.


“En Esmeraldas hay mucha literatura sobre esta, pero falta que se hable sobre su construcción y de qué manera se conserva esa tradición entre los antiguos del norte de Esmeraldas”, dice el antropólogo Adison Güisamano. Por eso, Benjamín Vanegas, ganador del proyecto con una inversión de USD 8 000 del Ministerio de Cultura, recogió información de nueve constructores de marimbas de Esmeraldas.

Vanegas elabora marimbas desde el 2003 por sus propios medios y ha logrado montar espectáculos fusionando con instrumentos de cuerda.
Recientemente, en el Museo del Ministerio de Cultura de Esmeraldas presentó la muestra ‘Marimba Materia Prima’, en la que se mostraron marimbas construidas en su taller-laboratorio utilizando calabazos, tubos PVC y resonadores para mostrar la diferencia de sonidos.

En el proyecto han aportado personas como José Caicedo, de la comunidad de Telembí, Guillermo Ayoví, Juan Pablo y Daniel Caicedo, Jackson Ayoví y Alberto Castillo.
El instrumento es construido por artesanos de las comunidades del río Cayapas y que han recibido los conocimientos sobre la forma de construcción e interpretación, que constará en marzo en un texto que será entregado al Ministerio de Cultura.

Para mostrar la marimba, el proyecto ha montado conciertos vinculantes, como De Guadúas y Pambiles, en el sector Arenal, donde se asienta un importante sector del pueblo afro que migró del norte de la provincia de Esmeraldas.
El músico Papá Roncón explica que las iniciativas orientadas a la conservación del instrumento son bienvenidas.

“Hay que saber en qué fase de la luna se debe cortar la madera y la forma para dar la sonoridad”. En su taller, ubicado en la parroquia Borbón del cantón Eloy Alfaro, elabora marimbas y enseña cómo tocarlas.
Los chachis de la comunidad de Loma Linda, frente a Telembí, del cantón Eloy Alfaro, también se dedican a elaborarlas y se atribuyen la técnica para hacerlas.

Utilizan madera de palmas como walte, pambil, chonta y zancona, con lo que buscan una mejor sonoridad, explica Alberto Castillo, propietario de uno de los talleres de marimba más antiguos de Esmeraldas.La finalidad del proceso es crear una escuela para enseñar a los niños a construir marimbas, así como la construcción de una marimba estandarizada para ser comercializada como una marca del pueblo esmeraldeño.

En contexto


En Esmeraldas se busca crear una escuela para niños en la que se enseñe a construir y a tocar la marimba con talleres. Otra aspiración es que el instrumento sea vendido dentro y fuera del país para que se difunda la marca esmeraldeña.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)