11 de febrero de 2015 13:16

Mariana Andrade presentó su rendición de cuentas como exsecretaria de Cultura de Quito

Rendición de cuentas de Mariana Andrade ex Subsecrataria de Cultura del Municipio de Quito. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Rendición de cuentas de Mariana Andrade exsecretaria de Cultura del Municipio de Quito. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Diego Ortiz
Redactor (I)

Ante un auditorio de aproximadamente 40 personas –entre actores culturales, medios de comunicación y académicos– Mariana Andrade Estrella presentó la noche del martes 10 de febrero, en la Universidad Andina Simón Bolívar, su informe de gestión como Secretaria de Cultura (SECU) del Distrito Metropolitano de Quito, cargo que ocupó entre mayo del 2014 a enero del 2015.

En esta cita, estuvo acompañada de tres antiguos miembros de su equipo, quienes cesaron en sus funciones en las últimas semanas: Mayra Estévez, Directora de cultura en el espacio público; Miguel Alvear, Director de Creatividad, Memoria y Patrimonio; y Ana Fernández, Directora del Centro Cultural Metropolitano.

Este encuentro se inició con una intervención de Alvear, quien expuso cómo recibieron la Secretaría de la anterior administración. Dijo, por ejemplo, que se encontraron con una oficina “poco articulada” y con “bandos y rivalidades” en su interior. Estas circunstancias, a razón de Andrade, fueron motivo para que la ex Secretaria de Cultura pidiera una auditoría a la Contraloría General del Estado para analizar el período desde el 1 de enero del 2010 al 31 de diciembre del 2014.

De este primer encuentro con la administración municipal, en el informe final se detalla que: “A primera vista coincidimos en la necesidad urgente de establecer una sola política cultural. La Secretaría de Cultura, dependencia con poco reconocimiento ciudadano, cumplía primordialmente con la organización de grandes espectáculos y eventos con orientación proselitista, mientras que la Fundación Museos y Fundación Teatro Nacional Sucre se encargaban de la oferta cultural. Estas dos instancias elaboran su programación de manera aislada y rinden cuentas a sus respectivos directorios, con escasa coordinación, hasta donde pudimos observar, con las Direcciones Metropolitanas de Cultura en el Espacio Público y Creatividad, Memoria y Patrimonio. Estas dos direcciones se encontraban muy debilitadas dentro de la SECU, con escaso personal, y una de ellas, la de Creatividad, Memoria y Patrimonio, en acefalía y sin presupuesto. Se determinó inclusive que varios programas y proyectos eran ejecutados desde el despacho del Secretario”.

Entre las actividades realizadas durante los meses de trabajo de Andrade, según su rendición de cuentas, dos están entre las de mayor impacto para la ciudad: Verano de las Artes Quito (que revivió el Agosto mes de las Artes que estuvo suspendido por varios años en la ciudad) y Fiestas de Quito.

El primero, con una inversión de USD 1 178 261,52, convocó a 150 000 personas y contó con la participación de 1 258 artistas. En el segundo, en cambio, se invirtieron USD 2’706 706,42 y contó con la presencia de 2 040 115 personas y 1 191 artistas (65 internacionales y 1 126 nacionales).

En el 2013, durante la administración de Augusto Barrera –cuando Miguel Mora era el secretario de Cultura– en las fiestas de Quito se invirtieron, de acuerdo a un informe de la propia Secretaría, USD 3 millones; y aproximadamente 1 531 600 personas pudieron disfrutar de los eventos, según un reporte de la Secretaría de Seguridad y Gobernabilidad, recogido por la Agencia Andes en diciembre del 2013.

Las cifras mostradas por Andrade el martes, a su criterio, arrojaron como conclusión que se debía trabajar en un plan de cultura-territorio. Andrade indicó anoche que en esto se habría estado trabajando en el rediseño de la Secretaría, bautizada por ella y su equipo como SECU, el cual, de acuerdo con un esquema expuesto en la rendición de cuentas, estaba pensado de la siguiente forma: 

Cuadro Secretaría de Cultura

Toda esta información está recogida en el Plan Operativo Anual (POA) presentado por Andrade a la administración municipal. Este está centrado en cinco programas:
Fortalecimiento institucional; Cultura en el espacio público; Creatividad, memoria y patrimonio; emprendimientos culturales comunitarios; Fortalecimiento de la gestión cultural.

Uno de los momentos de mayor interés para los asistentes estuvo relacionado con las polémicas en torno a la Fundación Teatro Nacional Sucre y Fundación Museos de la Ciudad. Según Andrade, durante el 2014 estas dos instituciones percibieron cerca del 50% (USD 5 176 487,11 y USD 6 601 632 respectivamente) de los recursos municipales para el sector cultural.

Para el 2015, según Andrade, las fundaciones recibirán: USD 3 789 437,60 y USD 4 017 306,60 respectivamente. Para el resto de centros y actividades de la Secretaría, los fondos para el año se distribuyen de la siguiente manera, de acuerdo a una distribución ya aprobada por el Concejo: 

Para Andrade y su equipo, estos siete meses de trabajo han dejado las bases de un plan operativo con el cual Pablo Corral, nuevo secretario de Cultura, podría empezar a trabajar. Sin embargo, como ella misma aseguró, “nosotros somos los ex, y a los ex no se los olvida”. En ese sentido, ella dijo que seguirá en la trinchera cultural, presionando para que en la ciudad hayan políticas culturales efectivas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)