28 de mayo de 2016 00:00

Marcas locales proponen otro concepto de ‘sexi’

Polka dot  elabora ligueros, panties de cintura, sostenes, entre otros en telas floridas, encajes y en tonos pasteles. Ahora está trabajando en una colección de monokinis, como en la imagen.

Polka dot elabora ligueros, panties de cintura, sostenes, entre otros en telas floridas, encajes y en tonos pasteles. Ahora está trabajando en una colección de monokinis, como en la imagen. Foto: Cortesía

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 6
Ana Cristina Alvarado

La comodidad y la exploración de diferentes feminidades son los puntos en común de tres marcas de lencería.

La línea Polka Dot es la de mayor trayectoria. Jessie Ochoa creó esta firma cuencana en el 2013. Los ‘polka dots’ o lunares son un patrón con un estilo súper femenino y ‘vintage’. Estas características representan a la marca y de ahí el nombre de la misma. “Se trata de que puedas hacer todo tipo de actividad sin perder la esencia femenina”, dice Ochoa.

La diseñadora practica ciclismo, así que en base a su experiencia y a la de sus conocidas, elabora ropa interior que sea cómoda para todas.

Ochoa inauguró su tienda a mediados de mayo (está en la Baltazara de Calderón 280, Cuenca) y también hace envíos. Los precios de panties están entre los USD 7,50 y USD 15; los de los sostenes están entre USD 26 y USD 35; y los conjuntos para bodas están entre los USD 75 y USD 150. Los bralettes, un tipo de brasier sin alambres y sin esponjas, están entre los USD 23,50 y USD 29.

Este sujetador de onda retro fue la inspiración de Grace Andrade para crear Gals Bralettes, a inicios de 2016. Esta marca guayaquileña se inspira en la comodidad y en los textiles atractivos a la vista.

Frutha (izq.). Este enterizo es parte de la línea de Edición Limitada, que contará con la colaboración de artistas. En este diseño participó el artista urbano PIN8. Gals Bralettes (der.) La diseñadora elige telas inusuales en la lencería comercial,  como

1. Frutha (izq.). Este enterizo es parte de la línea de Edición Limitada, que contará con la colaboración de artistas. En este diseño participó el artista urbano PIN8.
2. Gals Bralettes (der.) La diseñadora elige telas inusuales en la lencería comercial, como el terciopelo, y trabaja con diseños románticos y sensuales, pero no excesivos.


Andrade explica que los sostenes con varilla pueden ser incómodos para muchas mujeres, no siempre se encuentra la talla correcta y los diseños por lo general son “aburridos”.

Los bralettes son muy populares en el extranjero, precisamente por la comodidad que brindan a mujeres de poco a mediano busto y como oposición a la tendencia de los sostenes que levantan y aumentan de talla del pecho.

Por estas razones y con el apoyo de su abuela y su madre, quienes tienen conocimientos de confección, Andrade inició la producción.

Ahora también hace ‘panties’ para vender conjuntos. Estos están desde USD 7 hasta USD 10 y los bralettes están entre USD 13 y USD 18. Por lo pronto, la distribución es a través de Instagram.
Frutha es uno de los lanzamientos más recientes.

La diseñadora ambateña Nadia Mosquera se inspira en mujeres que se sienten conformes con su cuerpo, a quienes no les importan los estereotipos y se atreven con su propio concepto de belleza. Esta marca apunta a la liberación sexual de la mujer y a una naturaleza juguetona y juvenil.

Frutha tiene cuatro líneas. En los Básicos está la ropa interior de líneas y colores sencillos. Cada pieza, sostén o ‘panty’, tiene un precio de USD 15.

En Tendencia están prendas como ‘tops’. Los precios están entre USD 20 y USD 30. La de Edición Limitada cuenta con colaboraciones de artistas.

La línea Outwear incluye ‘crop tops’, minifaldas y shorts. Los precios están entre USD 30 y USD 35. Los productos de Frutha están en la Galería Z, en Cumbayá, y en Vudu Supay, en Baños. También hace envíos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (6)