19 de junio de 2015 10:28

La Máquina Camaleón propone ‘pop platónico’ hecho en Ecuador

Felipe Lizarzaburu (teclado, voz), Martín Flies (batería), Mateo Gonzáles (guitarra), Martín Erazo (bajo) y Rodrigo Capelo (guitarra, teclado) son los integrantes de La Máquina Camaleón. Foto: Desirée Yépez/ EL COMERCIO

Felipe Lizarzaburu (teclado, voz), Martín Flies (batería), Mateo Gonzáles (guitarra), Martín Erazo (bajo) y Rodrigo Capelo (guitarra, teclado) son los integrantes de La Máquina Camaleón. Foto: Desirée Yépez/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 12
Desiree Yepez
Redactora(I)

“Hasta qué hora van a ensayar”, pregunta Emily a los muchachos de la Máquina Camaleón. “Hasta que se pueda”, responde Martín Erazo, bajista. “Tenemos que ensayar ‘full’ para la Fiesta de la Música”, agrega Mateo Gonzáles, guitarrista.

La conversación es parte de la antesala de uno de los ensayos de la Máquina Camaleón, previo a su primera presentación en la Fiesta de la Música, este sábado 20 de junio, organizada por la Alianza Francesa.

Emily es una niña que camina descalza por El Ensayadero. Luce un pantalón verde y una camiseta negra. Su cabello corto, decolorado, llama la atención y combina con la energía psicodélica del lugar en donde la banda se alista a hacer sonar sus instrumentos. Es hija de Serena y Didier, quienes hicieron de la sala de ensayo, en Tumbaco, una especie de centro cultural en donde convergen el arte y la naturaleza.

Felipe Lizarzaburu (teclado, voz), Martín Flies (batería), Mateo Gonzáles (guitarra), Martín Erazo (bajo) y Rodrigo Capelo (guitarra, teclado) son La Máquina Camaleón. La banda empezó a sonar con fuerza a fines de 2014 y ahora integran uno de los circuitos musicales más importantes a escala nacional.

La propuesta nació en 2012, cuando Lizarzaburu vivió en Buenos Aires. En un primer momento era un cuarteto hasta que, finalmente, se consolidó la estructura musical actual.

Video: YouTube, canal: Camaleónica TV

El nombre de la banda resulta lo suficientemente descriptivo al pensar en el concepto de la banda. “Tiene muchas formas, colores, cambia constantemente”, explica Felipe, quien también compone las canciones.

Según los muchachos, para quienes todo tiene un ‘dejo’ de chiste y diversión, su género es el pop platónico. Propuesta que desde septiembre de 2014, cuando lanzaron su primer disco ‘Roja’, no deja de crecer.

‘Roja’ fue el resultado de un año habitando la Camaleónica Casa. Un espacio en el barrio de Guápulo (Quito), en donde ensayaron y grabaron el disco. Las 550 copias del álbum se agotaron. La difusión la realizan a través de redes sociales. Por ejemplo en Facebook, ya cuentan con casi 4 500 seguidores.

Para La Máquina Camaleón, uno de los momentos más interesantes en su carrera emergente, fue el ‘toque’ en El Carpazo, el pasado 26 de abril. “Activó el delirio”, comentan entre risas.

Al pensar en sus posibles influencias creativas, dicen que son infinitas. Pero al barajar nombres, sueltan The Beatles y Gorillaz. Cuando definen la particularidad de la Máquina Camaleón, se sostienen en sus “letras filosóficas” y sentido del humor.

Actualmente alistan el material para la segunda producción discográfica, ‘Amarilla’. Tendrá entre 12 y 13 canciones, “como las constelaciones”, concluyen.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)