31 de octubre de 2015 00:00

El maquillaje es más que estética

Tres artistas hablan sobre identidad y empoderamiento a través de formas y colores en el rostro. Modelos:  Cristina Ruiz y Laurent Pita / CN MODELOS.Telf.: 022466709. Foto: Armando Prado/ EL COMERCIO.

Tres artistas hablan sobre identidad y empoderamiento a través de formas y colores en el rostro. Modelos: Cristina Ruiz y Laurent Pita / CN MODELOS.Telf.: 022466709. Foto: Armando Prado/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0
Ana Cristina Alvarado
Redactora (I)

A veces, el maquillaje es reducido a algo superficial, dejando a un lado los efectos positivos que puede acarrear en una persona. Lorena Carrillo, maquillista profesional y directora de la escuela de maquillaje homónima, cuenta que el maquillaje es usado como terapia para quienes han sufrido de enfermedades graves como el cáncer.

Ser atendido por una persona, sentir los frescos y delicados pinceles en el rostro, las lociones que suavizan la piel y los colores que, poco a poco, cambian las facciones que han sido afectadas por la enfermedad tiene un efecto positivo en la autoestima. Pero estos efectos no solo son válidos para las personas que han tenido enfermedades o accidentes que han marcado su rostro.

Melanie Murphy es una youtuber que ha padecido de acné durante los últimos 10 años. En un video publicado por Buzzfeed, Murphy cuenta que tener el poder de cambiar su imagen a través de herramientas, como bases y esponjas, le ayudó a sentirse más confiada y, por lo tanto, a desempeñarse mejor en diferentes aspectos de su vida.

Para Miss Seven, una maquillista quiteña conocida por su propuesta artística, su pasión por el maquillaje inició porque le hacía sentir mayor seguridad sobre su imagen. A medida que perfeccionó su técnica y se profesionalizó en este campo, las sombras y los labiales dejaron de ser algo estético, para convertirse en una herramienta de expresión que le permite dar vida a un personaje.

El maquillaje para Siete, como también es conocida, es un arte que le permite cambiar constantemente, complementando con sus cambios de cabello, ropa y estilo en general. Es un boleto al personaje que quiere interpretar cada día, permitiéndole empoderarse de su identidad.

Pero si de personajes se trata, nada más claro y literal que el trabajo de Mauricio Erazo y Shirley Stonyrock. Antes de cada show o sesión fotográfica, Erazo invierte unas tres horas en la creación de Shirley, una Drag Queen que se permite explotar y caricaturizar la sensualidad estereotípica femenina.

Erazo explica que en el teatro, el maquillaje es parte vital de la caracterización de los personajes; a través del énfasis en ciertos rasgos o de la difuminación de otros, los actores pueden encarnar mejor su papel y llegar de forma más fácil al espectador.

Las conversaciones con estos artistas generan reflexiones sobre el empoderamiento, la identidad y las diferentes feminidades o masculinidades que una persona quiere representar en los varios roles de su día a día.

Lorena Carrillo, con su estilo minimalista y con referencias europeas; Miss Seven, con su inspiración en el arte y la fotografía de moda; y la extravagante Shirley Stonyrock encontraron en el maquillaje una forma de vida, pero también una forma de expresión que va más allá de lo estético.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)