30 de mayo de 2017 20:35

Un mapa muestra la contaminación auditiva en La Mariscal y el Centro Histórico de Quito

La Universidad de las Américas entregó este 30 de mayo del 2017 a la Secretaría del Ambiente los indicadores de contaminación auditiva registrados en Quito. Foto: EL COMERCIO

La Universidad de las Américas entregó este 30 de mayo del 2017 a la Secretaría del Ambiente los indicadores de contaminación auditiva registrados en Quito. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Isabel Alarcón
(I)

La Mariscal y el Centro Histórico son las dos zonas en Quito que ya cuentan con un mapa de ruido. La mañana de este martes 30 de mayo del 2017, la Universidad de las Américas (UDLA) entregó a la Secretaría del Ambiente los indicadores de contaminación auditiva registrados en ambos sitios.

Luis Bravo, docente de Acústica Ambiental, cuenta que desde enero de este año iniciaron con este proyecto con el objetivo de valorar cuál es el impacto que tiene la contaminación acústica generada por el tráfico vehicular en la población.

Según Bravo, se enfocaron en el ruido de los vehículos en movimiento, ya que es la fuente sonora que mayores consecuencias tiene en las personas. En la Unión Europea, dice el docente, más de 74 millones de personas están expuestas a niveles que superan los 75 decibeles, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda no exceder los 65 db en un periodo de ocho horas durante el día.

El estudio revela que en ambas zonas de Quito hay vías en las que se alcanza los 80 db en este periodo de tiempo. En la avenida 6 de Diciembre y Colón, donde se ubica el Hospital Baca Ortiz, se evidenció que hay altos niveles de contaminación sonora, al igual que en la avenida 12 de octubre, Patria y Mariscal Sucre. El área en La Mariscal donde se ubican las universidades también registra niveles altos de ruido.

Santiago Andrade, director de Gestión de Calidad Ambiental de la Secretaría del Ambiente, explica que estos mapas representan un punto de partida para tomar decisiones y generar proyectos evaluando estos resultados de la presión sonora. Hasta el momento, no se ha tenido estudios a detalle.

Quito actualmente no tiene normado los niveles de ruido ambiente, sino solo para emisiones por actividades y por sectores. En la ciudad se realizan controles al ruido por establecimientos fijos. Los controles generados por fuentes móviles (autos, motos o camiones) son realizados a través de la revisión técnica vehicular, a cargo de la Agencia Metropolitana de Tránsito.

Bravo explica que también cuentan con mapas del ruido en las parroquias de Kennedy, Jipijapa e Iñaquito, que no fueron entregados al Municipio porque están a la espera de su validación oficial. Hasta finales de este año se prevé tener listo un mapa que evidencie el ruido causado por el tráfico en toda la ciudad. Una siguiente etapa es constatar las consecuencias de esta contaminación ambiental en los ciudadanos.

La entrega del mapa de La Mariscal y el Centro Histórico se realizó en el marco de las actividades de la Semana del Ambiente, que se llevará a cabo hasta el domingo 4 de junio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)