13 de February de 2015 21:10

Un estilo de vida que surgió entre viñetas

Los fanáticos del manga y el anime se toman Quito y Guayaquil con eventos musicales, de ‘cosplay’, clubes, publicaciones y espacios temáticos.

Los fanáticos del manga y el anime se toman Quito y Guayaquil con eventos musicales, de ‘cosplay’, clubes, publicaciones y espacios temáticos.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 9
Contento 13
Ana Cristina Alvarado

Camareras vestidas con trajes inspirados en el steampunk –movimiento artístico retrofuturista, enfocado en la segunda mitad del siglo XIX- y platos personalizados con dibujos de conejos, gatos o corazones son las características de un ‘maid coffee’.

Este tipo de cafeterías, que nacieron en Japón, ya llegaron a Ecuador. El público que acude a estos establecimientos es, por lo general, gente que está inmersa en la cultura del manga y sus derivados.

El Yami Coffee (psj. Roca, entre Amazonas y Juan León Mera) se inició como un espacio que se montaba en los eventos para fanáticos del anime y del manga, sin embargo, la demanda motivó a Juan Fernando Yépez a establecer la cafetería de forma permanente. Hoy, 14 de febrero, será la inauguración del restaurante, con la celebración de Barentain –San Valentín en japonés.

Además de servir comida japonesa, bocadillos dulces y cocteles sin alcohol, este lugar se convertirá en un centro de encuentro y de intercambio para esta creciente comunidad en el Ecuador.

Este es el resultado del desarrollo de la cultura otaku –fanáticos del manga y del anime- en Quito. Oswaldo Araujo, presidente del Club Ichiban, explicó las nociones básicas para entender esta expresión visual. El manga significa historieta en japonés. El estilo gráfico está definido por personajes con grandes ojos y por cabelleras terminadas en punta.

El manga está dividido en cinco segmentos. El Komodo, dirigido a niños, por ejemplo ‘Doraemon’. El Shonen es para hombres adolescentes, como ‘Los Caballeros del Zodiaco’. Shojo está enfocado en contenido para chicas jóvenes, entre esos está ‘Sakura Card Captors’.

El Seinen está enfocado en hombres mayores de edad, con alto contenido sexual y violento. Entre los títulos más sonados está ‘Hellsing’ y ‘Cowboy Bebop’. El Josei relata la vida de mujeres adultas, el enfoque es menos idealizado que en los otros tipos. También existen otras clasificaciones, como el Hentai, un género de contenido pornográfico.

Por lo general, el primer acercamiento que se tiene en occidente a estas expresiones japonesas es a través de series animadas, conocidas como anime. Entre los títulos icónicos están ‘Sailor Moon’ y ‘Dragon Ball’. Las canciones de apertura de estos ‘shows’ han calado en la cultura popular; los grupos que hacen ‘covers’ de esta música también están aumentando.

La banda guayaquileña Niji es la que mayor trayectoria tiene en el Ecuador. Cercana a cumplir nueve años, los integrantes han sido testigos del crecimiento paulatino de la escena otaku en el país. Luis Coppiano, tecladista del grupo, cuenta que pasaron de tocar unas pocas veces al año a tener en la agenda varios eventos a la semana en todo el Ecuador.

Manifiesta que el aumento de los fans del manga también se expresa en el aparecimiento de nuevos clubes. En Quito, el grupo más antiguo es el Ichiban, que también lleva cerca de una década de actividad.

Este, entre otras cosas, organiza concursos de bandas otaku y de cosplay –representación de la imagen y actitudes de un personaje de historietas o anime-. Junto a Anim-e-motion, club guayaquileño, realizan cada año un evento para elegir al mejor cosplayer ecuatoriano, que representará al país en la Copa Yamato, en Brasil.

Cristian Nuques, presidente de esta organización, cuenta que el objetivo de Anim-e-motion es que el colectivo otaku crezca en números y en calidad. Por ello, realizan foros y charlas; y buscan la profesionalización de las actividades relacionadas con este arte. Entre esas, la música, la ilustración y animación; y en el caso del cosplay, la creación de trajes, el maquillaje de fantasía, y la interpretación teatral.

La revista quiteña Otaku Fusión se ha propuesto difundir noticias sobre estrenos de historietas, animaciones y videojuegos; colaboraciones de lectores; minicursos de idioma y cultura nipona y entrevistas con cosplayers o con actores de doblaje.

Por ejemplo, Circe Luna -quien ha interpretado a Pan de ‘Dragon Ball Z’, entre otros. Plataformas similares se suman a este colectivo, entre esas los blogs Conexión Anima Paradaise y Anime and Manga News.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (0)