9 de December de 2013 15:11

Madre desata polémica por esbelta foto en ropa interior a pocos días del parto

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Caroline Berg Eriksen es la nueva mamá más criticada en las redes sociales, en la prensa de Noruega y en varios países europeos.

Es que en el país escandinavo muchas mujeres no soportaron que la  modelo y periodista subiera esa foto a su cuenta de Instagram @Fotballfrue, luciendo un abdomen plano y una figura “envidiable” y con el post, “Me siento tan vacía, y todavía no… 4 días después del nacimiento”.

Tan tremenda fue la impresión que causó su cuerpo, que la esposa del futbolista Lars-Kristian Eriksen, fue etiquetada en los medios de comunicación europeos como una “provocadora”.

El principal argumento que circula es que la fotografía sería una forma de ejercer demasiada presión a las nuevas madres, para que pierdan peso inmediatamente después del nacimiento. Es que la mujer es todo un personaje público.

A parte de ser la esposa de Lars-Kristian Eriksen, tiene su propio blog de fitness, tendencias y diseño que también nombra como Fotballfrue, o “la esposa del futbolista” en noruego.

Pero, la voz de la voluptuosa y sexy mujer no demoró en aparecer. Frente a los ataques públicos respondió a través de su cuenta de Facebook, diciendo que la foto se le había escapado, pero que quería demostrar cómo estaba a todos aquellos que le habían dicho que su cuerpo no volvería a ser el mismo.

“Me siento orgullosa de mí misma y mi cuerpo por haber pasado algo tan difícil como un embarazo/parto, y creo que todas las madres, independientemente del organismo y como se vean, deberían sentirlo", escribió. Aunque en la foto no parece, la joven de 26 años, subió casi 10 kilos en la espera de la llegada de su hija Nelia.

  • Los ataques

El periódico Dagbladet fue uno de los principales medios que se sintieron intimidados con la foto y publicó una férrea crítica de una bloggera conocida en este país, llamada Suzanna Aabel.

"En mis ojos, la imagen es tremendamente provocador. No sólo porque soy la chica gordita que está envidiosa de su figura menuda, sino porque empecé a despreciar mi propio cuerpo cuando tenía unos doce años. A la edad de 16, pasé una semana sin poder dormir ni comer, porque conseguí píldoras de dieta de los EE.UU. que estaban cargadas de efedrina”, relató muy enojada.

La polémica foto, tiene cerca de 27 mil “likes” y más de 3 mil comentarios, como “En serio, esto es una broma!”, “¿es realmente necesario publicar una imagen así? O es solo para mostrarse sin pensar que puede afectar a los lectores”.

Así como reproches, también recibió elogios por estar tan orgullosa de su cuerpo, y en su defensa y en otro diario, Aftenposten (www.aftenposten.no) Gro Nylander, director de la Clínica de la Mujer en el Hospital Nacional de Noruega, Rikshospitalet, dijo que nadie se puede intimidar por la foto de la mujer de un futbolista.

“La vida es injusta, algunas personas tienen estómagos planos, mientras que otras no, por eso las nuevas madres deben entender que sus cuerpos responden de manera diferente con el embarazo y el parto, y no deben compararse con otras mujeres”, afirmó.

Lo más importante, dijo el doctor, es ser amable con su cuerpo y entender que es algo positivo tener unos kilos de más en el cuerpo después del nacimiento de un hijo.

  • Bajar de peso

Una opinión semejante es la que tiene el doctor Juan Víctor Valdivia, ginecólogo de la Clínica Alemana. Para él, la foto en ropa interior de Caroline Berg no le resulta tan tremenda ni menos una provocación, ya que explica que, el incremento de peso de una embarazada es muy relativo y depende, del estado de nutrición en que se encuentre la mujer al momento de concebir.

“Cada mamá sabe cómo se ve y puede proyectar el cómo quedará después del parto, y frente a esa realidad, nadie se debería espantar si alguien que es flaca y curvilínea vuelva rápidamente a serlo”, dice.

En ese sentido, señala, si una persona está obesa, lo ideal será mantener el peso e incluso, bajarlo o bien, si está normal o bajo, lo que se espera es un incremento entre 6 a 10 kilos durante todo el embarazo.

Ahora, después el parto, afirma el doctor, por lo general se bajarían cerca de 8 kilos que es lo que pesarían el feto, la placenta y el líquido que se retiene, lo cual explicaría la impresionante figura de la noruega.

“Estar en forma después de dar a luz es posible, porque además de los kilos que se pierden tras el parto, la ingesta de alimentos baja por la lactancia y el cansancio de la mamá, ya que al no tener tiempo para dormir, prefiere descansar que comer”, indica.

Pero también, señala, que si la mujer está muy ansiosa empezará a engordar fácilmente pues tampoco tendrá posibilidades de hacer ejercicio y gastar esas calorías.

Por esto, recomienda que después de los 40 días del parto, las nuevas madres comiencen a hacer algún tipo de deporte, especialmente natación o trote, ya que por esa vía la baja de peso está garantizada. Pero, recalca el doctor Valdivia, que lo más importante no es estar gorda o flaca sino que nutricionalmente se esté bien y sin anemia.

Como consejo para las primerizas, recomienda que antes y después del parto mantengan una dieta equilibrada, aunque suene cliché. “No aumenten los hidratos de carbono, es decir nada de dulces, galletas, chocolates, arroz, pasta ni papas en exceso, sino que coman hartas verduras y proteínas”, propone el ginecólogo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)