13 de junio de 2017 18:20

Luz Pinos mezcla pop y folclor latinoamericano en conciertos de Quito y Guayaquil

La cantante ecuatoriana Luz Pinos se presentará en Quito y Guayaquil como parte de la gira promocional de su primer disco, ‘Mariposa Azul’. Foto: Jofre Flores / EL COMERCIO

La cantante ecuatoriana Luz Pinos se presentará en Quito y Guayaquil como parte de la gira promocional de su primer disco, ‘Mariposa Azul’. Foto: Jofre Flores / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Alexander García

Crear música pop a partir de ritmos populares latinoamericanos como el bolero, el son, el danzón o la trova fue lo que se propuso Luz Pinos con su álbum debut ‘Mariposa azul’, que presenta ahora en sendos conciertos en Quito y Guayaquil.

La cantante ecuatoriana radicada en Nueva York (EE.UU.) promociona un disco que exulta aires festivos y detalles tropicales, “música asequible con cosas que decir”, pues las canciones implicaron procesos de transformación en su vida, dijo.

Pinos actuará el sábado 17 de junio, a las 20:00, en el Bar la Estación en Quito y el próximo martes 20 en el auditorio del Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo (Maac), en Guayaquil, antes de seguir camino a Perú.

La artista logró publicar su primer disco gracias a una campaña de recaudación en Internet, tras el espaldarazo que recibió del cantante dominicano Juan Luis Guerra a su versión de la bachata Amapola, interpretada como un bolero.

“Tomé la tristeza más profunda que fue perder a mi abuelo y la convertí en Mariposa Azul, una canción esperanzadora que tiene algo del candombe de Paraguay. Y escribí Vida como una canción de cuna para cantarme en mi soledad en Nueva York”, dice la artista, que partió a estudiar jazz y música contemporánea en Estados Unidos.

En La Espera, quería honrar el pasillo, pero terminó creando un vals, la canción que más tiempo le costó. Y tuvo la melodía de Marina cinco meses en la cabeza antes de escribir la letra. Mozo, el primer sencillo del disco, es un danzón que surgió como un divertimiento instantáneo, a manera de burla contra el desamor.

“Es un disco profundo e íntimo, del corazón. Sé abrazar la tristeza, pero siempre prevalece el optimismo y eso sale natural en los temas”, indica la cuencana, quien vivió desde los seis años en Guayaquil.

La cantautora actuará además el próximo 29 de junio en un concierto en Lima (Perú) y prepara luego fechas para Nueva York y otras ciudades estadounidenses.

Las estadísticas de las plataformas digitales que reproducen los temas de su disco le revelan que su música se escucha más en ciudades como México, Bogotá, Barcelona y la propia Lima, superando a Ecuador. “Se siente universal el disco y eso me emociona, pues también he sentido la música de otros cantantes como cosas que yo hubiera escrito”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)