30 de julio de 2014 17:15

Un ‘búnker’ bajo tierra para pruebas de diagnóstico en el Luis Vernaza

Foto: Enrique Pesantes
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Redacción Guayaquil

Para llegar al nuevo Centro de Diagnóstico por Imágenes del hospital Luis Vernaza hay que tomar un ascensor y bajar cinco metros. En el subsuelo de esta casa de salud de la Junta de Beneficencia funcionan 20 salas para exámenes de todo tipo.

El moderno servicio se instala en un área de 2 000 metros cuadrados. Es una estructura de paredes de vidrio en su superficie, donde se recibe a los pacientes. Abajo se ubican las salas para radiología digital, tomografía de 128 cortes, ecografía doppler, mamografías y resonancias magnéticas. También hay varios vestidores, tres consultorios y un área para toma de muestras de laboratorio.

Felipe Costa, inspector del hospital, destacó que este es el centro de diagnóstico más grande de Sudamérica. Y acotó que cumple con los estándares de reglamentación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Organización Panamericana de la Salud (OPS) y otros organismos internacionales como Joint Commission International.

Su diseño es una mezcla de modernidad y tradición. La construcción tomó en consideración los requerimientos del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, ya que la estructura original del Luis Vernaza data de 1920.

Costa explica que el modelo es similar al de la Pirámide del Museo del Louvre, en Francia. Esta obra, de paneles de vidrio y aluminio, se sitúa en el patio del museo parisino, en el acceso al edificio, y fue diseñada por el arquitecto Ieoh Ming Pei.
“Mientras un edificio tiene una visión futurista, hecho de vidrio, el otro muestra su lado más clásico, de cemento armado. Los dos funcionan dentro de esta entidad global que es el hospital Luis Vernaza”.

Su construcción se planificó desde 2009. Luego de ajustar su diseño se iniciaron los trabajos en 2013 y concluyeron luego de 18 meses. El presupuesto para infraestructura fue de USD 3 millones y una cifra similar para la compra de equipos. Sus paredes tienen un revestimiento de plomo, debido a que varios equipos funcionan con radiación.

El nuevo servicio además marcará un hito en cuento a atención en salud. Pablo Landívar, jefe encargado del Servicio de Imágenes, indicó que el centro tiene capacidad para realizar más de 500 000 pruebas al año. En la anterior sala realizan unos 200 000 exámenes al año.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)