14 de octubre de 2014 19:06

Loro británico que estuvo perdido por cuatro años regresa hablando español

Imagen referencial de un loro gris africano. Nigel un ave de este tipo se perdió hace cuatro años y retornó a la casa de su dueño hablando español. Foto: Wikicommons/ L.Miguel Bugallo Sánchez

Imagen referencial de un loro gris africano. Nigel un ave de este tipo se perdió hace cuatro años y retornó a la casa de su dueño hablando español. Foto: Wikicommons/ L.Miguel Bugallo Sánchez

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 4
Indiferente 3
Sorprendido 36
Contento 4
Redacción ElComercio.com

Hace cuatro años el loro del británico Darren Chick- residente de California- se fue de casa y no supo nada de él por un buen tiempo. Le había enseñado a su mascota a hablar y ésta lo hacía en un inglés británico con un perfecto acento. Así lo registró el diario Daily Breeze.

Las semana pasada Chick se llevó una gran sorpresa cuando una veterinaria, Teresa Micco, apareció en la puerta de su casa y le preguntó si había perdido un loro. Nigel, como el británico bautizó a su ave, estaba de vuelta con una peculiaridad: en lugar de inglés hablaba español.

Micco recibió al loro de manos de Julissa Sperling, la dueña de un centro estético canino de Torrance, Los Ángeles. Ella lo descubrió en el patio trasero de un edificio. El animal llamó su atención porque silbaba, ladraba y no dejaba de repetir: “Hola. Hola”.

Sperling lo llevó en una jaula a la veterinaria creyendo que era el ejemplar- de loro gris africano, con ojos amarillos y cola roja - que se le había perdido en el mes de febrero. Sin embargo, tras examinarlo exhaustivamente se dio cuenta de que no era el ave que le había pertenecido.

La veterinaria localizó a Chick gracias a un microchip que llevaba Nigel y mediante el cual averiguó que éste fue adquirido en la tienda de mascotas ‘Animal Lovers’. Chick confesó que desde el momento que lo vio supo que era su ave perdida.

No se se sabe con certeza en dónde vivió Nigel durante los cuatro años que estuvo lejos de su hogar y de su amo. Se cree que pasó por varias familias. La única pista de su paradero es quizás una frase que desde que regresó con su dueño no deja de repetir: “Soy de Panamá, ¿qué ha pasado?

Segú una publicación de ABC los loros grises africanos suelen vivir de 18 a 30 años e inclusive hasta los 50 años. Son especies vulnerables y por lo general requieren de la compañía humana y no están a acostumbrados a estar fuera de una casa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)