12 de marzo de 2017 12:59

La lluvia no detuvo el Festival Impulsar en Quito

La banda Da Pawn participó en el Festival Impulsar, que se realizó la noche del 11 de marzo en Quito. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

La banda Da Pawn participó en el Festival Impulsar, que se realizó la noche del 11 de marzo en Quito. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Ana Cristina Alvarado
(I)

La primera edición del Festival Impulsar, que se realizó el sábado 11 de marzo del 2017, se extendió por cerca de 10 horas. El cartel inició con la agrupación ecuatoriana Polvo, a las 15:00 y una hora más tarde presentó a la cantautora chilena Dulce y Agraz.

Después de Cementerio de Inocentes, se subió al escenario Paola Navarrete. La cantautora guayaquileña puso a bailar a sus seguidores con canciones como Nadie. Durante casi una hora, Navarrete presentó su música indie-pop en sencillos ya conocidos para sus seguidores, entre ellos El Mar y Ficción.

La Pradera Mega Plaza, ubicada en la avenida La República y La Pradera, se cerró para este festival. Desde los balcones de los edificios cercanos, jóvenes observaban el show. Navarrete se dirigió a ellos y los invitó a unirse al público.

A las 19:30, salió Árbol de Ojos. La agrupación bogotana hizo a los asistentes a saltar y a hacer mosh. Camilo Maldonado, el vocalista, le puso mucha energía a su presentación, motivando al público quiteño a sacar el frío y a desafiar a la lluvia. Los colombianos trajeron sus 'top tracks', como Políglota, Todo va a estar bien y Cangrejo.

El concierto estuvo intercalado por una banda ecuatoriana y una extranjera. Así que la siguiente en llevar su música al público de Impulsar fue Da Pawn. El Peón, como es conocida esta banda quiteña, le bajó un poco al movimiento entre el público con sus temas que parecen salir del inconsciente.

La música de Da Pawn es una fusión de diferentes ritmos en la que predominan los sonidos del synth-rock, los que invitaron a los enamorados del Festival a abrazarse y a moverse como dejándose llevar por suaves olas.

La colaboración entre los artistas ecuatorianos se evidenció cuando Felipe Lizarzaburu, vocalista de La Máquina Camaleón, se unió a Da Pawn en una de las canciones finales del grupo. El peón cerró su presentación con el sencillo Dibujo por hoy.

El Festival Impulsar demostró su compromiso por la puntualidad y se apegó a las horas especificadas en el cartel. La lluvia, que empezó con la noche como una garúa intermitente, dispersaba a los asistentes en busca de un techo mientras el siguiente artista preparaba su presentación.

En los descansos, los asistentes visitaban los 'foodtrucks' de la plaza de comidas o aprovechaban de los calentadores a gas y de una chimenea construida al aire libre.

A las 21:40 fue el turno de LosPetitFellas. El grupo colombiano llevó a la Pradera Mega Plaza una fiesta que fusionó jazz, hip-hop y rock alternativo. El vocalista, Nicolai Fella, invitaba al público a ser parte del espectáculo, pedía que se repitan frases, que se cante, se salte y se acompañe con las palmas o el movimiento de los brazos.

Esta presentación abrigó a los asistentes con canciones como Antes de Morir, Rock N' Love y Manual de instrucciones para conducir de noche.

Para las 23:00, la garúa se transformó en una lluvia que no despidió a los fanáticos de La Máquina Camaleón. El grupo quiteño se subió al escenario con la alegría que lo caracteriza. Lizarzaburu, con un abrigo impermeable amarillo que ya es parte de su marca, cantó una nueva versión de El Amuleto.

La Máquina Camaleón es una de las bandas ecuatorianas de música indie más reconocidas y el coro entre los asistentes lo confirmó. El 'playlist' incluyó canciones como Conectado, Hoy y El Inmenso. El grupo también aprovechó el escenario para promocionar su segundo disco, 'Amarilla'.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)