13 de agosto de 2016 00:00

5 libros donde el deporte
se lleva la medalla

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Gabriel Flores

Nadia Comaneci fue la estrella de los juegos Olímpicos de Montreal (Canadá), celebrados en 1976. Con 14 años, la gimnasta rumana trastocó el mundo del deporte al lograr, por primera vez, una calificación perfecta en una competición olímpica de gimnasia artística.

Lo que pasó en su vida después de la competición está narrado en ‘La pequeña comunista que no sonreía nunca’, de la autora Lola Lafon.
Esta novela, que fue escrita a partir de una serie de correos y conversaciones telefónicas entre Comaneci y Lafon, es uno de los ejemplos, mejor logrados, que muestra el interés que tienen ciertos escritores por el mundo del deporte y de los deportistas. 


En la novela de Lafon hay datos que muestran las penurias que tuvo que vivir la deportista, que un día fue bautizada como el ‘Hada de Montreal’, luego de las olimpiadas. En la novela se habla de su vida adolescente bajo el régimen comunista del presidente Nicolae Ceausescu, el asedio de Niu, el hijo del dictador y su fuga a través de la frontera húngara hasta llegar a los Estados Unidos como refugiada política. 


La esgrima es parte de los Juegos Olímpicos desde Atenas 1896. Este deporte de origen caballeresco es el protagonista de ‘El maestro de esgrima’, de Arturo Pérez-Reverte, una novela ambientada en Madrid, que cuenta la historia de Jaime Astarloa, un maestro de esgrima que trabaja dando clases de florete a los nobles de la ciudad.

La vida de Don Jaime cambia cuando una mujer desea ser parte de sus clases. 
El gustó del escritor japonés Haruki Murakami, por el atletismo, una de las disciplinas más populares de los Juegos Olímpicos, es conocido por todos sus lectores. En ‘De qué hablo cuando hablo de correr’, uno de los eternos candidatos al Premio Nobel de Literatura, reflexiona sobra la influencia de este deporte en su vida y en su trabajo literario. 
Entre sus reflexiones Murakami comenta que la escritura se hace deporte.

No se escribe solo con los dedos sino con todo el cuerpo. “La mayoría de lo que sé sobre escribir lo he ido aprendiendo corriendo por la calle cada mañana”.
El fútbol como juego olímpico ha sido disputado desde París 1900. Uno de los libros más famosos en Latinoamérica, es ‘Fútbol a sol y sombra, de Eduardo Galeano.

En este libro, el escritor uruguayo realiza un homenaje a futbolistas como Pelé, Maradona y Di Stéfano. También hace una denuncia sobre las estructuras de poder y sobre los negocios que se generan alrededor de este deporte. 
El escritor estadounidense David Foster Wallace tuvo una fascinación por el tenis, un deporte que forma parte de los Juegos Olímpicos desde 1896.

En ‘El tenis como experiencia religiosa’ Foster Wallace habla de tenis y también de la comida rápida, de los sobornos, de los chantajes, de los precios... en fin, la atmósfera social de uno de los deportes más popularesde Estados Unidos.

Murakami
En este libro, el escritor japonés narra su pasión por el atletismo, al que siente como el motor de su producción narrativa. Murakami es autor de ‘Tokio Blues’, ‘Kafka en la orilla’ y ‘Los años de peregrinación del chico sin color’.


Galeano
Con la publicación de ‘Fútbol a sol y sombra’, el escritor uruguayo rindió un homenaje a uno de los deportes más populares a escala mundial. En este libro realiza un homenaje a las estrellas de este deporte y un crítica a los negocios que genera.

Lafon

Después de alcanzar un puntaje perfecto en los Juegos Olímpicos de 1976, la vida de Nadia Comaneci pasó al olvido para la mayoría del planeta. En esta novela, Lafon cuenta todos los problemas que vivió después de ser la ‘Hada de Montreal’.

Pérez-Reverte

La esgrima es uno de los deportes olímpicos más antiguo. En ‘El maestro de la esgrima’, el autor español cuenta la historia de un profesor de este deporte cuya vida es trastocada luego de que una mujer decide tomar una de sus clases.

Foster Wallace

El tenis fue el deporte preferido del escritor estadounidense. En ‘El tenis como experiencia religiosa’ se recogen dos ensayos que exploran el ámbito social y cultural de este deporte que es parte de las olimpiadas desde 1896.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)