9 de julio de 2014 18:52

Nuevos libros para hacer más llevadera la vida en el Centro de Rehabilitación de Mujeres de Cuenca

Las internas del Centro de Rehabilitación Social de Mujeres de Cuenca recibieron libros como parte de una campaña. Foto: Xavier Caivinagua / El Comercio.

Las internas del Centro de Rehabilitación Social de Mujeres de Cuenca recibieron libros como parte de una campaña. Foto: Xavier Caivinagua / El Comercio.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Mariuxi Lituma. Redactora
Cuenca

En la primera planta del Centro de Rehabilitación Social de Mujeres de Cuenca está la biblioteca. Es un espacio amplio al que se ingresa por una puerta vetusta de madera. Este 9 de julio de 2014 fue visitada por autoridades del Municipio y el Ministerio de Justicia. Ellos formalizaron la entrega de 300 colecciones de libros con títulos ecuatorianos.

Las actividades de las 120 privadas de libertad fueron interrumpidas durante el acto, que fue parte del lanzamiento de la campaña de lectura Contar para encantar. María Fernanda E, de 33 años, es la encargada de la biblioteca desde el año pasado. Ella hace un mes realizó el inventario y determinó que ahora existen 3 000 libros.

Para esta lojana y profesional de la rama de la ingeniería comercial, la donación de estos nuevos textos ayudará para que sus compañeras aprovechen su tiempo leyendo, aprendan y traten de olvidar sus problemas.

Entre los títulos que se donaron están 'El Ejercicio' y otros cuentos de Eliécer Cárdenas, 'La mula Ciega', de Oswaldo Castro, 'Los Animales Puros'; de Pedro Jorge Vera, 'Los Sangurimas' de José de la Cuadra...

Campaña de lectura en el Centro de Rehabilitación de Cuenca

María Fernanda dijo que también necesitan libros de relaciones humanas, autoestima y medicina, porque son los que más interés despiertan. También les hacen falta videos. Ella junto a Patricia constantemente mueven los libros para evitar que las rachas y ratas se coman las pastas y hojas de los textos “estos animales proliferan en el centro”.

Según la directora del Departamento de Cultura, Eliana Bojorque, el objetivo es motivar a las personas privadas de la libertad a la lectura, para que sea parte de su diario vivir y para que a través de la educación y cultura sea el camino para su desarrollo.

Patricia está convencida que el leer le ha ayudado a enriquecer sus conocimientos. Entre las obras que ha leído están 'Los ojos de mi princesa', 'Cumandá' y 'Las cruces sobre el agua'. A Jésica, en cambio, le gustaron textos de Carlos Cauhtémoc y la colección de 'Antares de Literatura'. Ella desea que tengan charlas o cursos en diferentes temas que ayude a su rehabilitación.

Otra de las internas que estaba ansiosa por revisar los libros era Nancy, quien está estudiando el colegio a distancia y espera que uno de los textos le sirva para sus estudios. Ella hizo un llamado para que la ciudadanía se una a la campaña y done libros sobre ortografía, manualidades, enfermería

Además, dijo que le gustaría que se repita un taller de escritura que fue una iniciativa privada de Cecilia Montaleza y con la que escribieron un libro “Somos un centro penitenciario olvidado y las autoridades llegan solo una vez al año, como en esta ocasión”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)