24 de octubre de 2016 00:00

El primer libro escrito por un tsáchila se alista

En sus ratos libres, Agustín Calazacón recuerda las conversaciones con los antepasados. Foto:  Bolívar Velasco / EL COMERCIO

En sus ratos libres, Agustín Calazacón recuerda las conversaciones con los antepasados. Foto: Bolívar Velasco / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 25
Bolívar Velasco
Redactor (F - Contenido Intercultural)
bvelasco@elcomercio.com

Los detalles finales para la publicación del primer libro de autoría de un tsáchila se pulen con base en la cronología que marcó el inicio, la etapa media y el presente de esta nacionalidad que se asentó en Santo Domingo de los Tsáchilas.

El nativo, Agustín Calazacón, es el autor de esta obra literaria titulada Ts’achi mi’tu amana, cuyo significado traducido del idioma tsá’fiki al español, es Saberes y conocimientos de verdadera gente.

En los cuatro capítulos se recopilan episodios sobre la llegada de los primeros tsáchilas a tierras santodomingueñas.

Su antigua forma de liderazgo en la que un chamán la ejercía a nombre de todas las tribus y; asimismo, la evolución de esta práctica de gobernanza con los primeros gobernadores.

Eso a su vez permitió una estructura organizativa conformada por una asamblea general, Consejo de Gobernación, cabildos y comisiones comunales. En este capítulo, el libro de Agustín Calazacón incorpora una galería de fotos de todos los gobernadores y autoridades reconocidas dentro de la etnia.

Aparece, por ejemplo, el extinto gobernador y líder vitalicio Abraham Calazacón. Según el autor, se trata del hombre insigne de la nacionalidad que a través de largas gestiones consiguió que el Estado les otorgue sus tierras a manera de territorios ancestrales.
También se le atribuye los primeros acercamientos con extranjeros y mestizos para que sus costumbres sean conocidas fuera de su entorno.

El capítulo de la lengua materna permite conocer los significados de las palabras en tsá’fiki traducidas al español. Son palabras básicas, verbos, números y los meses del calendario según sus fechas más importantes.

También se aborda una reseña sobre la colonización de los tsáchilas influenciada por los primeros evangelizadores que llegaron a Santo Domingo. No quedan fuera los rituales, las vivencias y las experiencias contadas por Agustín Calazacón que tienen influencia en la oralidad de sus costumbres transmitidas por sus ancestros. Para la materialización de este texto, que es el primero que escribe un tsáchila, se tiene como coautora a una docente de la Universidad de los Andes y a otros dos maestros como colaboradores.

Esto es el resultado de la firma de un convenio entre la Uniandes y Agustín Calazacón para la investigación de plantas nativas. En un principio la idea era que fuera una revista, pero en el camino y debido a la abundante información se definió que sea un libro.

La coautora Martha Unda explica que el libro parte de una narración de Calazacón, quien investigó las costumbres, en la comuna Chigüilpe.

Ella insiste en que se trata de una obra ‘pura’, porque el texto recoge la experiencia de un nativo que vive de cerca la realidad de los tsáchilas.

Existen libros que cuentan anécdotas tsáchilas escritos por mestizos, pero que fueron objeto de controversia debido a que no guardan relación con la realidad de la etnia.

La culminación del libro está prevista para diciembre de este año. Tendrá unas 200 páginas de tamaño A5.

El tiraje está en análisis, aunque la idea es que se convierta en material de aprendizaje en las escuelas donde estudian los niños tsáchilas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (0)