26 de January de 2015 20:16

Obra de 69 artistas contemporáneos fue recopilada en un libro

El cuencano Hernán Pacurucu fue uno de los cuatro investigadores que elaboraron este libro. Foto: Xavier Caivinagua / El Comercio

El cuencano Hernán Pacurucu fue uno de los cuatro investigadores que elaboraron este libro. Foto: Xavier Caivinagua / El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Giovanni Astudillo

El libro ‘Mapas de Arte Contemporáneo en Ecuador’ hace un paneo detallado sobre las diferentes propuestas que se desarrollan en el país. En sus 155 páginas constan obras de perfomance, pintura, dibujo, artes conceptuales… de 69 artistas nacionales del género contemporáneo.

Son dos trabajos por cada creador que fueron seleccionadas por los investigadores Cecilia Suárez, Sebastián Martínez, Julio César Abad y Hernán Pacurucu, quienes tuvieron el respaldo de la Universidad de Cuenca.

Cada artista cuenta con dos páginas para su trabajo. En la primera hay una breve reseña de su vida, obra y análisis de las creaciones; los investigadores hicieron los textos críticos. En la segunda hay fotografías de las obras.

La guayaquileña Larissa Marangoni es una de las artistas escogidas para esta publicación, que se presentó recientemente en el Museo de Arte Moderno de la capital azuaya. Las creaciones de Marangoni que constan en el libro son ‘Siete Diferencias’ y ‘Viste a Larissa’; ambas, fotomontajes.

El primero es una comparación entre la fotografía tomada en 1938 a su abuela Gema y una recreación donde la artista guayaquileña simuló la foto original, pero incluyó su imagen y elementos actuales.

En ‘Viste a Larissa’ se hace una propuesta satírica sobre el denominado ‘sexo débil’ y en el fotomontaje está su imagen junto a una armadura, ropa de boxeador y obrero… con las que se puede vestir a la artista. Según Marangoni, este libro muestra las propuestas sociológicas, políticas, autobiográficas…, “que varios artistas tratamos de formular o pensar alrededor de los temas que nos interesan”.

También es relevante, dice, por la forma cómo se recopiló la obra de artistas de Machala, Riobamba, Loja, Quito, Guayaquil, Cuenca, entre otras ciudades.

El curador Hernán Pacurucu cuenta que el libro es el producto de una investigación de tres años, en los que se buscó a artistas nacionales que se dedicaran al arte contemporáneo. “Estas prácticas son desconocidas y no hay mucha apertura... recién hay cabida en los museos, por eso se pensó en este trabajo”.

Sobre la selección, dice Pacurucu, sondearon de acuerdo con los intereses temáticos, curatoriales de cada uno de los cuatro investigadores. No hubo una convocatoria porque no se quiso sesgar el grupo de los ámbitos geográficos o de género.

En ‘Mapas de Arte Contemporáneo en Ecuador’ están incluidos desde grandes maestros hasta jóvenes como Juliana Vidal, estudiante de Artes de la Universidad de Cuenca, asegura Pacurucu. “No nos preocupamos de sus hojas de vida sino de sus cualidades estéticas”.

Para Cecilia Suárez, el libro es un texto de consulta, pensado para estudiantes de arte, pero que igualmente puede ser de interés para personas conocedoras de la materia.

El objetivo principal es aportar al mejoramiento de la educación sobre el arte y contribuir a la difusión y su valoración social en el país. “Toda publicación es objeto de debate, pero no fue ese el objetivo, sino contribuir al crecimiento del arte contemporáneo y al fortalecimiento de las cátedras relacionadas”, agrega Suárez.

A futuro se podría hacer una ampliación, coinciden Pacurucu y Suárez. Antes se tienen previstos lanzamientos del libro en universidades de Quito, Guayaquil, Loja y Machala. Según Pacurucu, hubo un tiraje de 500 textos y prevén llevar la publicación a un formato digital para que sea más difundida.

El guayaquileño Xavier Patiño también es parte de la publicación con las obras ‘Viejo Titán o artista moderno luchando por ser contemporáneo’ y ‘Midiendo Fuerzas’. Son dos óleos realizados en el 2004 y el 2006.

Estos trabajos fueron presentados en la exposición ‘Battle Royal’ (2006) y muestran la disputa de espacios y la rivalidad que hubo en Guayaquil entre los artistas modernos y contemporáneos.

Para Patiño, el libro es un trabajo razonado, didáctico y pedagógico. “Es una mirada de un grupo de personas, que no siempre coinciden, y generan un debate que fortalece la escena artística ecuatoriana. Sirve para el estudio y es un reconocimiento al trabajo de los artistas”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)