21 de agosto de 2017 16:16

Cinco cosas que hay que saber de la ley del aborto terapéutico en Chile

Fotografía cedida por la Presidencia de Chile, de la mandataria, Michelle Bachelet (d), junto a la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Claudia Pascual (i), durante un discurso hoy, lunes 21 de agosto de 2017, en Santiago (Chile).

Fotografía cedida por la Presidencia de Chile, de la mandataria, Michelle Bachelet, junto a la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Claudia Pascual, durante un discurso hoy, lunes 21 de agosto de 2017, en Santiago (Chile). Foto: Agencia EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia AFP

La batalla liderada por la presidenta Michelle Bachelet por despenalizar el aborto terapéutico en Chile llegó este lunes 21 de agosto de 2017 a buen puerto, tras la luz verde del Tribunal Constitucional. A continuación, las cinco claves de este proyecto.

Riesgo de vida

Un médico podrá interrumpir un embarazo cuando la mujer se encuentre en riesgo vital y dicha acción disminuya los riesgos para su salud.

Inviabilidad del feto

El aborto será legal si el embrión o feto padece una patología congénita adquirida o genética, incompatible con la vida extrauterina independiente, es decir tiene un carácter letal. En este caso y en el que corre riesgo la vida de la madre la ley devuelve a las mujeres un derecho que la mano dura del dictador Augusto Pinochet les quitó.

La dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) reformó en la parte final de su gobierno la ley que durante casi seis décadas rigió en el país sudamericano, permitiendo el aborto en estos dos casos.

Violación, la causal más polémica

En último lugar, la norma permite interrumpir el embarazo si este fue resultado de una violación. En este caso la mujer tendrá hasta las 12 semanas de gestación para realizarse el procedimiento, mientras que en el caso de las menores de 14 años, ese plazo se extenderá hasta las 14 semanas.

En las menores de 14 años, además de su voluntad, la interrupción del embarazo deberá contar con la autorización de un representante legal. Si no lo consigue, la niña podrá pedir la intervención de un juez.

Programa de acompañamiento

El documento prevé que la mujer que inicia el proceso de interrupción de su btendrá derecho a un programa de acompañamiento en el proceso de discernimiento y durante el periodo siguiente a la decisión.

Objeción de conciencia, el dilema

De acuerdo a la ley, el médico cirujano requerido para interrumpir el embarazo en alguna de las tres causales podrá abstenerse de la acción si previamente informó al centro de salud su objeción de conciencia. Una acción que podrán replicar los demás integrantes del equipo médico.

Sin embargo, el Tribunal Constitucional acogió un requerimiento también interpuesto por parte de la derecha opositora que pretende que la objeción de conciencia se extienda a las instituciones y no sea solo de carácter personal.

Los detalles del fallo respecto a la acogida del recurso sobre objeción de conciencia se conocerán la próxima semana cuando se publique la resolución final del tribunal.

La ley, sancionada por el Congreso chileno a principios de agosto, queda ahora a la espera de su promulgación para entrar en vigor y sacar a Chile de la corta lista de países que prohíbe el aborto en todos los casos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)