12 de abril de 2016 15:23

Otro león escapa del Parque Nacional de Nairobi, el undécimo en dos meses

Un león escapó del Parque Nacional de Nairobi, no es la primera vez que se presenta un hecho como este

Un león escapó del Parque Nacional de Nairobi, no es la primera vez que se presenta un hecho como este. Foto: Pixabay

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

Un nuevo león escapó anoche del Parque Nacional de Nairobi y fue visto vagando por un conocido barrio residencial del este de la ciudad, informó el Servicio de Conservación de la Fauna keniana (KWS), este 12 de abril del 2016.

En los últimos dos meses ha habido cinco incidentes parecidos y al menos once leones han escapado del Parque Nacional, lo que según algunos expertos se debe a las incesantes obras de construcción que se llevan a cabo cerca de la parte norte del parque.

Personal especializado del parque lleva todo el día buscando al león en los alrededores del barrio de Karen, que está en constante expansión y todavía cuenta con grandes zonas forestales a su alrededor, lo que dificultará la captura.

Según el KWS, los leones suelen salir de los límites del parque, pero en general nadie se da cuenta, y solo ha sido en estos últimos meses que "la gente ha comenzado a denunciarlo".

"Los leones raramente atacan a gente. Sí es cierto que la actitud de algunas personas, haciendo ruido, tocando la bocina y siguiendo a los leones fugados, puede hacer que los animales se sientan amenazados y ataquen", aseguró a la prensa el portavoz del KWS, Paul Udoto.

El Parque Nacional de Nairobi cuenta con una población de unos 35 leones, aunque los recientes incidentes han llevado al KWS a cuestionarse si la reserva puede albergar a tantos felinos y han encargado un estudio para evaluar la situación.

Los vecinos del Parque Nacional viven bajo el temor de que los leones traspasen las vallas que cercan la reserva y ataquen a las personas o al ganado, aunque con frecuencia estos episodios se saldan con la muerte de los felinos.

A finales de marzo dos leones fueron abatidos, uno por los propios guardas forestales del KWS y otro por residentes locales, lo que ha generado numerosas críticas de organizaciones de defensa de los animales, que reclaman el uso de dardos tranquilizantes en lugar de munición real.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)