30 de marzo de 2015 21:11

El legado de Selena está en la tecnocumbia local

Selena Quintanilla murió el 31 de marzo de 1995. Foto: Wikicommons

Selena Quintanilla murió el 31 de marzo de 1995. Foto: Wikicommons

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 17
Luis Fernando Orquera

Hace 20 años la ‘Reina del tex-mex’, Selena Quintanilla, fue asesinada por la presidenta de su club de fans. Entonces, la artista ya tenía un nombre propio dentro de la música popular en Latinoamérica y empezaba a centrarse en conquistar el mundo angloparlante. Así, el afán de conquistar el ‘mainstream’ con la combinación de ritmos tropicales de tintes pop se vio truncado.

Sin embargo, -sin proponérselo- protagonizó otro tipo de invasión; una hacia el sur del continente. Con el drama de su trágica muerte -aupado en el impulso mediático- sus temas más conocidos se volvieron ‘hits’ en Sudamérica. Su fama se incrementó y su legado cruzó más fronteras que el propio pasaporte de la cantante de Como la flor.

Nuestro país fue uno en donde esa influencia se sintió con más fuerza, especialmente al finalizar los 90. No era coincidencia que los primeros actos de tecnocumbia femeninos usaran sombreros tejanos, ropa con flecos o falditas cortas. Si grupos como Magia Latina, Tierra Canela o Deseo lucían tales atuendos era por herencia de esta artista nacida en Texas.

Hasta los sonidos mutaron gracias a la familia Quintanilla. En Ecuador -y en el resto de países de la región- los vientos de metales y los timbales de la música popular mutaron a sintetizadores y baterías electrónicas, por obra de las fusiones de Los Dinos, banda de soporte de Selena. Fueron ellos quienes definieron al tex-mex e hicieron un guiño primigenio para la tecnocumbia ecuatoriana.

“Aunque acá nuestra cumbia se hizo más chicha, la ropa y los sonidos se deben a Selena. Los sonidos que acá bailamos cambiaron por ella y se mantienen hasta ahora”, asegura la cantante O’Mayra, quien agrega que en los inicios de toda artista de tecnocumbia ecuatoriana, tener temas de Selena en los repertorios era parte de la norma.

Incluso, muchos dejos escénicos de los grandes nombres de la música tropical local fueron tomados de los shows de la diva. “Cuando aparecía en ‘Siempre en domingo’, yo la miraba y así aprendí sus giros. Por eso empecé a sacarme la chaqueta como Selena. Muchos pensaban que lo inventé yo, pero en realidad lo copié de ella”, reconoce Patty Ray.

Sin embargo, el carácter de la música y el estilo de los intérpretes de la tecnocumbia local y sus variaciones como el tecnopaseito o la cumbia urbana, tenían tintes propios. La cantante Katty Egas, quien se enganchó con temas como Si una vez, antes de cumplir 10 años, dice que si bien se tomaron elementos no se repitió una Selena, ni en el país ni en el mundo.

“No he visto a ninguna cantante que haga la voz como ella o que su timbre se parezca. Ella fue única, no existe otra. Sí, fue una inspiración para varios artistas; pero eso es diferente”, sostiene acotando que ella también interpretó sus temas. Por eso, una de las razones para que la música de Quintanilla haya tenido el pegue que sigue teniendo, se debe principalmente a la cualidad de la voz.

Nathaly Fabel, quien emuló a Selena en el programa ‘Yo me llamo’, dice haber estudiado aquellos detalles que la diferenciaban de otras artistas y que son “difíciles de igualar”. Señala que, aparte del acento particular que tenía la artista –entre mexicano y ‘gringo’-, era tan versátil que poseía diferentes formas de colocar la voz dependiendo del tema, además de “un rasgadito” que ha sido un reto en el momento de ponerse en sus zapatos.

Como lo corroboran estas artistas, aún hay nuevas intérpretes que incluyen temas de Selena para congraciarse con un público que sigue coreando éxitos de hace más de dos décadas. Es la misma gente que obliga a otro fenómeno -como dice Patty Ray-: “No hay karaoke que no tenga Selena”.​

Sus seguidoras

Patty Ray

Interpretó música de Selena cuando se iniciaba en la tecnocumbia. Dice que, antes de su muerte, en el país no se la ubicaba tanto.

Nathaly Fabel

Estudió con intensidad el trabajo de Selena cuando concursó en ‘Yo me llamo’. Su canción más difícil de interpretar es Si una vez.

Katty Egas

Selena la inspiró para ser cantante. De haberla conocido dice que simplemente le habría dado las gracias por haber sido su inspiración.

O’Mayra

En su primer concierto, un 31 de diciembre, en el sector de La Jota, sur de Quito, O’Mayra cantó temas de Selena.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)