27 de octubre de 2016 14:51

Parte del legado magnetofónico de la música ecuatoriana estuvo escondido por 45 años

Géneros como el sanjuanito, albazo, pasillo, pasacalle y yaraví son parte del archivo

Géneros como el sanjuanito, albazo, pasillo, pasacalle y yaraví son parte del archivo. Foto: Captura 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Redacción Elcomercio.com

Hasta antes del 2014, las cerca de 300 cintas magnéticas que almacenaban varias canciones del repertorio musical ecuatoriano estuvieron escondidas en el departamento de Carlos Rota.

Su nieto, Daniel Lofredo Rota fue quien las descubrió mientras limpiaba el hogar de su pariente después de suscitarse su fallecimiento, según un reportaje del diario The New York Times en Español, difundido en octubre de 2016.

La colección sonora formaba parte de la compañía discográfica Caife, fundada por Carlos Rota en los años 50. De hecho, las cintas constituyen un archivo completo de las cintas maestras de la disquera, que se conservaron en una valija envueltas cuidadosamente entre papeles.

En diálogo para el rotativo estadounidense, Lofredo Rota contó que las grabaciones son un eslabón en la historia de la música ecuatoriana y, por tanto, “su misión es digitalizarlas” para que puedan llegar a todos los amantes de la música nacional y el público en general.

Video: YouTube, cuenta ZZK Films


Géneros como el sanjuanito, albazo, pasillo, pasacalle y yaraví son parte del archivo. Así también intérpretes de la talla de las hermanas Mendoza-Suasti o de la argentina nacionalizada ecuatoriana Olga Gutiérrez, famosa por temas como Acuérdate de Mí y Esta pena Mía, forman parte del archivo.

Para Lofredo Rota, descubrir este sistema análogo significó un reto que espera concluir con la digitalización total de la obra. Tras conseguir un reproductor Ampex ATR-700, él logró identificar cintas que no mantenían ninguna información. La gran mayoría se conservó con un etiquetado adecuado que permitió precisar a qué músico o composición correspondían.


La madre de Lofredo también colaboró con la identificación de varias melodías. Aún más, tuvieron que valerse de la ayuda de una cantante popular del Centro Histórico de Quito para reconocer ciertas pistas que se encontraban sin etiquetado.

Para él, “es un milagro que las cintas se encuentren en manos de alguien que desea digitalizarlas”. Cree que el proceso será clave para que no queden en el olvido. No sin antes, realizar una investigación que permita profundizar en los músicos y la gente que se mantuvo alrededor del trabajo de su abuelo.

En la cuenta de Facebook de Quixosis, una agrupación de música electrónica en la que participa Daniel Lofredo Rota, el también artista y productor musical invita a la comunidad a colaborar con su iniciativa mediante la creación de un fondo que le permita plasmar su investigación en un documental. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)