Las colgantes de alta gama tienen mercado 

Este modelo de Bo-Concept cumple con las características vanguardistas en boga.

Este modelo de Bo-Concept cumple con las características vanguardistas en boga. Foto: Alfredo Lagla y Diego Pallero/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Construir (I)

Las lámparas colgantes, al igual que los otros elementos decorativos y utilitarios del hogar, han ido cambiando en consonancia como se trasmutaban los estilos y las modas.

Así, explica el Arq. Eduardo Vallejo, las grandes y ostentosas arañas barrocas y rococós se fueron simplificando y adaptándose a propuestas más simples -pero no menos importantes- como el art deco, el art noveau, el vintage, el pop...


Hoy, con la preeminencia del minimalismo, las luminarias también siguen los conceptos de este estilo. Son simples, volumétricamente limpias y muy funcionales, dice Vallejo. 
Estas lámparas, explica la diseñadora industrial Daniela Cañizares (Eloy Alfaro y Rusia, en Quito), utilizan materiales modernos como metales (acero, aluminio), acrílicos, policarbonatos y otros plásticos.

También son unicromáticos.
Pero también están en tendencia los estilos vintage y artístico, asevera Cañizares. Los tonos vintage principales son dorados, marrones y pasteles.
El estilo artístico busca diseños que sean verdaderas obras de arte. Son objetos creados expresamente para cada persona por el propio diseñador.


Con todo globalizado, explica Vassili Tsipianitis, director ejecutivo de Home Identity (avs. Orellana y Coruña), las grandes marcas han llegado al país. Las principales son Foscarini, Flos, Kartell y Artemide.
Son productos de alta gama creados por un grupo de gurús del diseño, como Philippe Stark, Patricia

Urquiola, Antonio Citterio, Karim Rashid, Ludovica y Roberto Palomba...
Son lámparas exclusivas e únicas, explica Valentina Mosquera, de Design Studio (Whymper y 6 de Diciembre), que oferta productos Foscarini.
BoConcept (Orellana y 9 de Octubre) tiene en su menú lámparas colgantes ideadas por sus propios ‘creativos’.


¿Qué requisitos deben cumplir estos candiles para justificar su precio y su éxito?
Tsipianitis enumera algunos tips. Primero, que ilumine bien. 
No todo es para todo, explica. Cada modelo tiene una función definida.

Los modelos LED son los que se imponen por su luz clara, definida y de larga vida. 
Las colgantes con cables más largos sirven para aclarar rincones y sitios puntuales; las que tienen menos cordón iluminan mejor ambientes amplios como salas y comedores.


También serán diferentes, exclusivas y únicas. Y deben tener calidad; es decir deben ser muy durables y resistentes a los agentes naturales.
Un último tip de Tsipianitis: deben durar en el gusto; en otras palabras, no deben cansar a su dueño por un buen tiempo pues son productos costosos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)