29 de junio de 2017 18:20

El Mariano Aguilera anima a La Artefactoría a seguir en actividad, tras una para de 30 años como grupo

Marcos Restrepo, Jorge Velarde, Xavier Patiño, Paco Cuesta y Flavio Alava son los miembros del grupo Artefactoría reconocido hoy, 29 de junio de 2017 con el Mariano Aguilera a la trayectoria. Foto: Wladimir Torres/ EL COMERCIO.

Marcos Restrepo, Jorge Velarde, Xavier Patiño, Paco Cuesta y Flavio Alava son los miembros del grupo Artefactoría reconocido hoy, 29 de junio de 2017 con el Mariano Aguilera a la trayectoria. Foto: Wladimir Torres/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Alexander García

El premio Mariano Aguilera a la trayectoria artística 2017 que el Municipio de Quito le otorgó a La Artefactoría entraña un nuevo impulso para que el grupo siga trabajando en nuevo proyectos. El colectivo guayaquileño, que estuvo activo entre 1982 y 1987, se reencontró a finales del año pasado en una exposición colectiva abierta aún en el Maac.

Jorge Velarde, como parte del sexteto de artistas integrantes de la agrupación, dice que acoge con “mucha alegría, pero con tranquilidad” el galardón de USD 20 000 hecho publico hoy jueves 29 de junio del 2017, en una rueda de prensa en el Centro de Arte Contemporáneo (CAC) en la capital.

“El premio es una feliz coincidencia. Ya teníamos reuniéndonos un tiempo, planificábamos trabajar nuevamente juntos, claro que esto nos anima a emprender nuevos proyectos, aunque no sé con que frecuencia, porque cada uno tiene su obra y sus actividades personales”, sostenie Velarde.

La Artefactoría marcó la irrupción de lo contemporáneo en el arte guayaquileño. “Tomo el premio como un aplauso a un momento impulsivo de nuestras vidas porque sugiere que valió la pena ser irreverentes y libres para crear y hablar desde lo que nosotros concebíamos como arte contemporáneo”, dice Paco Cuesta, otro de los integrantes. “Como siempre sucede; en esos días no éramos comprendidos. Solo el tiempo pone ‘las cosas’ en su sitio. Agradezco a quienes tomaron la difícil decisión de otorgarnos el premio”.

El grupo integrado además por Xavier Patiño, Marcos Restrepo, Flavio Álava y Marco Alvarado inauguró en noviembre pasado en el Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo (Maac) la exposición ‘¿Es inútil sublevarse?’, Arte y comentario social en el Guayaquil de los ochenta’.

La muestra permanecerá abierta hasta julio de 2017. Velarde le atribuye la posibilidad del reencuentro a la idea de la curadora de la muestra, Matilde Ampuero, y a un proyecto del Ministerio de Cultura que tardó 5 años en cristalizar.

Pero agrega que la propia agrupación tenía planeado articular sus propuestas, desde su encuentro en las aulas. A excepción de Álava, quien vive en el exterior y de Cuesta, quien trabaja en la producción de televisión, los otros cuatro integrantes fueron profesores fundadores del Instituto Superior Tecnológico del Ecuador (ITAE) y ahora dictan clases en la Universidad de las Artes (UArtes).

El Itae, creado en 2004 bajo la dirección de Patiño, permitió un “verdadero relevo generacional” en el arte contemporáneo de la ciudad tras el vacío que dejó La Artefactoría, “en un largo periodo de tiempo en el que hubo individualidades, pero figuras muy solitarias”, dice Velarde.

Ampuero, a cargo de la muestra ‘¿Es inútil sublevarse?’, indica que la curaduría respondió a su visión de cómo los artistas responden al contexto social político y económico, elaboran síntesis y respuestas, son testigos y dejan escrita la historia.

“Nunca quise que fuera una retrospectiva únicamente, por eso también les propuse que hicieran obra nueva, con una vigencia de contenidos siempre ligados a la ciudad, a la región, que creo que es lo que realmente los une”, asegura la curadora.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)