18 de mayo de 2018 00:00

Kurakas de Sarayaku recibieron el bastón de mando ancestral

El poder de las siete autoridades se limita a las comunidades que convoca, planifica y organiza. Foto: cortesía.

El poder de las siete autoridades se limita a las comunidades que convoca, planifica y organiza. Foto: cortesía.

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Fabián Maisanche
Redactor
(F - Contenido Intercultural)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los dirigentes del Consejo de Gobierno Tayjasaruta del pueblo kichwa Sarayaku posesionaron a los nuevos kurakas o autoridades tradicionales.

La entrega de la vara o bastón de mando se realizó en el último día de la celebración de la fiesta de la Pacha Mama en agradecimiento a la madre tierra. El evento fue un llamado a la unidad y reencuentro de los ayllus (familias) de los pueblos y nacionalidades de la Amazonía, entre el 11 y el 13 de mayo.

Daniel Santi, cineasta de Sarayaku, indicó que durante los tres días de fiesta se mostraron la cultura milenaria kichwa y las conexiones del pueblo con el Kawsak Sacha o Selva Viviente. También se recordó la gran marcha de 1992, que logró la legalización de los territorios de los Pueblos Originarios del Suroriente Amazónico.

Santi explicó que el kuraka es el encargado de organizar a la gente que vive en su sector para la realización de mingas. Otra de las responsabilidades es la convocatoria a reuniones importantes, participación en las asambleas del Tayjasaruta y la difusión en su sector sobre las decisiones del Consejo.

“La toma de decisiones del kuraka es en temas menores, como servir de intermediario en las peleas entre jóvenes o entre una pareja de esposos. El hombre se vuelve un consejero de la gente, para que se reconcilie”, aseguró Santi.

Las autoridades tradicionales pertenecen a las comunidades de Shiwa Cocha, Sarayakillo, Cali-Cali, Chontayacu, Maukallacta, Ushillo Urku y Sarayaku Centro.

Los primeros kurakas eran los patriarcas de las familias amplias que eran a la vez yachaks y guerreros. Ellos eran los que tomaban las decisiones y junto con otros kurakas se encargaban de planificar las guerras en contra de los shuar por el rapto de las mujeres.

“Cuando el kuraka no está con su vara es igual al resto de personas y solo con este símbolo tiene la facultad de actuar como una autoridad”, indicó el sabio Sabino Gualinga.

El bastón o vara de mando es fuerte y está elaborado a base de madera de chonta y chontacaspi. Este símbolo está decorado con íconos de plantas y animales de la selva.

Otro de los emblemas que portan los líderes tradicionales es un cintillo con los colores de la comunidad, huesos y plumas coloridas de aves que se cazan durante las fiestas tradicionales.

Para ser la autoridad ancestral es necesario haber alcanzado madurez, estar casado y tener una chacra de yuca. Además de ser elegido de manera unánime por la comunidad o asamblea.

Franklin Viteri, expresidente del consejo de gobierno Tay­jasaruta, explicó que la elección del kuraka se realiza en la asamblea general. El dirigente indicó que los candidatos no hacen campañas ni promueven votaciones, ya que todos los hombres en algún momento de su vida lo serán.

“Cuando hay dos o más personas que quieren el cargo, la asamblea se encarga de decidir por una de ellas a través de aplausos. Cuando no hay, la asamblea busca entre la comunidad a la persona idónea que cumpla los requisitos”, dijo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)