27 de febrero de 2017 00:00

Kingman lleva la Amazonía ecuatoriana a Colombia

El músico ensaya en Runa Estudio, en el norte de Quito, con miras al festival Estéreo PicNic de Bogotá. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

El músico ensaya en Runa Estudio, en el norte de Quito, con miras al festival Estéreo PicNic de Bogotá. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 2
Pamela Castillo

Los ‘beats’ que utiliza de fondo trasladan al oyente a ríos y a sitios donde escuchar la lluvia. Sobre estos sonidos se mezclan rasgueos de guitarras, una potente batería y un bajo que le da un toque tropical, además del suave rapeo de Mateo Kingman, con el que describe paisajes y naturaleza de la Amazonía ecuatoriana.

Es el único artista del país que formará parte del popular Festival Estéreo PicNic, que este año reunirá a grandes referentes de la música electrónica y fusión, del 23 al 25 de marzo, en el Parque Deportivo 222 de Bogotá (Colombia).


Este joven músico no se limita a hacer sus mezclas electro-amazónicas en el escenario, sino que además presenta shows visuales y con luces, y él mismo se desata por toda la tarima bailando y luciendo un atuendo amazónico.
‘Respira’, el disco debut de Kingman, es el resultado de 16 años de convivencia del artista en comunidades amazónicas, específicamente en Macas (Morona Santiago).

A los 10 años ya tocaba la batería, pero cuando cumplió 15 sintió la necesidad de incorporar melodías, armonías y letras, y, gracias a sus conocimientos en guitarra, piano, percusión y voz, logró alcanzar su sueño de hacer música con todas sus herramientas.
Sus primeras letras hablaban sobre su experiencia en Macas: estar rodeado de animales, ver todo tipo de aves, vivir en medio de la naturaleza...

Después tuvo una etapa de protesta, en la que hacía críticas sobre la minería y la sociedad.
Sus canciones más emblemáticas -e infaltables en su repertorio- son Lluvia, Aguasanta y Respira. En ellas describe la vida en la Amazonía y defiende el medioambiente.
Su madre canta y toca la guitarra, e inculcó en Kingman un amplio conocimiento en música latinoamericana, pues creció con los temas de Simón Díaz (Venezuela) y de Violeta Parra (Chile).

El toque roquero lo heredó de su hermano, que escuchaba Nirvana y Control Machete, pero luego se derivó al hip-hop, pues con ese género encontró más facilidad para entonar y para hacer rimas y frases largas.


El sábado 25 de marzo, Kingman compartirá escenario con reconocidos artistas, como Dedmau5, Martin Garrix, Wiz Khalifa, Sublime With Rome, Richie Hawtin y Quantic, entre otros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (2)